¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Campanas extractoras:la guía Westwing

A muchos nos gusta comer y cocinar, pero siempre que cocinamos después toca limpiar nuestra cocina. Para que no se ensucie tanto y no haya manchas por todas partes, hay una solución: campanas extractoras, que se encargan de eliminar olores y vapores y con ello, muchas manchas que no queremos cerca de nuestra cocina, ya que atrapan la grase que hay en el aire.

Hay muchos tipos de campanas extractoras y para los que no somos expertos en cocinas puede ser difícil hacer una elección. Pero para que te sea más fácil, ahora te damos unos consejos para que aciertes, ¡toma nota!

¿Campana extractora con ventilador o aire?

Lo que tenemos que plantearnos a la hora de comprar campanas extractoras es si queremos una de extracción o una de recirculación. En cualquier caso, ten por seguro que los valores y olores que emitan las comidas que estás preparando, quedarán absorbidos por la campana. Cuentan con un filtro que limpia el aire de olores y suciedad, por ello no olvides que este filtro se tiene que cambiar con cierta periodicidad para que así las campanas extractoras funcionen a la perfección. Las campanas extractoras cuentan también con un filtro metálico permanente, que normalmente se puede poner en el lavavajillas sin problemas. Las campanas extractoras que cuentan con este filtro permanente normalmente son más caras, pero a la larga salen mejor de precio que las que cuentan con filtros desechables. Lo mejor es que este filtro sea limpiado una vez al mes, para así tener el funcionamiento óptimo garantizado.

Otros criterios de compra que puedes tener en cuenta son la capacidad de aire y las diferentes configuraciones con las que puede contar el ventilador, también es importante la iluminación que pueden darte las campanas extractoras. Lo mejor es que cojas campanas extractoras que alumbren bien, y que además te permitan elegir entre diferentes tipos de ventilación, como una suave, una normal y otra fuerte. Así, dependiendo de los olores y vapores que desprenda tu comida elegirás uno u otro.

¿Qué campana extractora elegir?

La elección de las campanas extractoras también es muy importante: debes tener en cuenta dónde quieres ponerla y el espacio que tienes disponible, el ancho y la altura, así como la forma y el montaje en la pared. Según esto, estas son las principales opciones entre las que podrás elegir:

Campana de pared: este tipo es la más común en los hogares ya que es muy fácil de poner. Por lo general, se sitúan en el techo y puedes encontrarlas en diferentes tamaños por lo que seguro que encuentras una acorde con la altura y anchura de tu cocina.

Campanas extractoras en isla: este tipo de campanas no están montadas en la pared, sino en el techo. Es ideal para las cocinas que cuentan con una isla o con superficies separadas. Si la campana se sitúa exactamente encima de la cocina, lo mejor es que optes por una campana que se pueda ajustar, así la podrás mover según tus necesidades.

Campanas integrales: estas campanas extractoras están ocultas en un armario por lo que no se ven cuando no las utilices, pero cuando vayas a cocinar, solo tienes que tirar del armario y listo, tu campana extractora se pondrá a funcionar, ¡para eliminar tus olores y que las manchas no invadan la cocina!

Telescópicas: este tipo de campanas extractoras se integran en los módulos altos de la cocina, y lo mejor de todo, las verás solo cuando la tengas en marcha. Su nombre, como puedes imaginar, se debe a la forma telescópica que tienen. Sin duda, ¡algo muy minimalista!

Hoy en día puedes encontrar campanas extractoras muy bonitas, además de funcionales puedes encontrarlas con diseños que darán a tu cocina un toque original. Algunas campanas extractoras juegan con los materiales, mientras que otras cuentan con una iluminación que nada tiene que envidiar a las fantásticas lámparas de araña. Solo tienes que mirar y comparar los distintos modelos hasta que encuentres el que se adapta a tus necesidades.

Próximas campañas