Carnaval en casa: inspiración japonesa

Carnaval en casa: inspiración japonesa

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Carnaval en casa: inspiración japonesa:la guía Westwing

¡Es Carnaval y es hora de cambiar! Durante esta fiesta, un disfraz y una máscara nos van a permitir convertirnos en esa persona a la que admiramos o en ese personaje que siempre hemos soñado. Es una semana en la que las normas se relajan y podemos dejar de lado nuestra vida cotidiana para vivir otras experiencias.

¿Y por qué no nuestra casa? En Westwing nos olvidamos por unos días de los convencionalismos y vamos a ‘jugar’ un poco con la decoración de nuestros espacios para convertirlos en ese lugar que siempre hemos querido, realizando tan solo unos pocos cambios en la decoración. Nuestra propuesta es transformar nuestro salón en una estancia de una milenaria casa japonesa en medio de Osaka.

Si eres de las que buscas la armonía, la paz y la tranquilidad, tu apuesta para el Carnaval es poner en marcha una pequeña fiesta japonesa. Una iluminación suave, estores y paneles de papel de arroz y unos cuantos cambios en las piezas de decoración obrarán el milagro. Prepara un delicioso menú japonés y un té, hazte con un kimono e invita a tus amigos. Verás cómo les sorprendes al ver tu casa convertida en una elegante estancia japonesa. Aquí te damos algunas sugerencias para que sea todo un éxito.

Inspiración japonesa

DECORACIÓN MINIMALISTA

La decoración japonesa es bastante minimalista y cuenta siempre con amplios espacios. Así que para empezar, comienza por retirar esos muebles que se encuentren en medio de la habitación, para dotar de amplitud a la sala. No te harán falta las sillas. Normalmente la vida en una casa japonesa se hace sobre el suelo o sobre los tatamis. Nos bastará entonces con colocar una mesa baja y alrededor acomodar unos cojines si no disponemos de unos tatamis. La forma tradicional de sentarse de rodillas se denomina seiza y se supone que es una postura muy saludable.
No hay que descuidar la iluminación. Para dotar a la casa de una luz cálida habrá que situar varios puntos de luz indirecta para conseguir una atmósfera relajante. No hay que olvidar unos estores que dejen entrar del exterior la cantidad necesaria de luz. Son ideales los paneles de papel de arroz, pero si no puedes hacerte con ellos, puedes dejar solamente un ligero visillo cubriendo la ventanas y retirar las cortinas.

Inspiración japonesa

ARQUITECTURA Y NATURALEZA

Para los japoneses es muy importante la integración de la arquitectura con la naturaleza, por eso no pueden faltar plantas distribuidas por el salón, algún pequeño jardín japonés, piedras, agua y algunas piezas de decoración o en los muebles que sean de bambú, un material con mucha importancia en la cultura japonesa. Si quieres separar ambientes, deberás poner biombos decorados con paneles de arroz y algunas letras japonesas o motivos vegetales.

Ya tenemos lista nuestra estancia. Ahora solo falta hacernos con unos detalles para completar nuestro salón de inspiración japonesa, siempre sin perder el objetivo de mantener el equilibrio y que nuestra casa transmita paz y armonía. Para ello, presta atención a los colores. En la decoración japonesa predominan los beis, negros y rojos. Así, podemos decorar nuestra mesa con un set de platos para sushi, un juego de té,  de cuencos para las salsas o vasos para sake que contengan estos colores. En cuanto a los elementos decorativos, no olvides alguna figura geométrica en alguna de las estanterías ni colgar algún panel con letras japonesas. Son elegantes y sugerentes y le darán a tu salón la atmósfera que deseamos.

Inspiración japonesa

SUSHI Y SAKE

Ahora sólo nos falta preparar alguna delicia japonesa para amenizar la jornada y que la fiesta sea todo un éxito. ¿Te atreves con el sushi? ¿O con unas gyozas? Aquí te presentamos una sencilla receta de sushi para terminar de conquistar a todos tus invitados a la fiesta japonesa.
Los ingredientes que necesitamos son:

  • Arroz blanco de grano corto hervido
  • Queso crema
  • Aguacate
  • Pepino
  • Zanahoria
  • Salmón
  • Láminas de alga nori secas

Colocamos sobre un tapete de bambú una de las láminas de alga nori. Sobre esta extendemos una pelota de arroz bien compacta y a los lados colocamos una tira fina de salmón, otra de pepino, de aguacate y otra de zanahoria, que hemos cortado bien finas previamente. Para ello es ideal utilizar un cuchillo de cerámica que nos va a permitir cortar de manera muy fina y precisa todos los ingredientes.
Untamos un poco de queso cremoso sobre el arroz. Una vez listo, vamos enrollando el tapete de bambú mientras enrollamos el alga con todos los ingredientes en el interior. Así obtenemos un rollo perfecto que tendremos que cortar en rodajas para obtener nuestras piezas de sushi.

Coloca el sushi en unas bandejas junto con un poco de jengibre laminado y wasabi. Asegúrate de que cada invitado tiene un pequeño set de sushi. Sirve un poco de sake (licor de arroz) para acompañar la comida. Para darle un toque más personal, decora algunas de las servilletas o los vasos con un poco de washi tape. La mesa está lista. Itadakimasu! Y a disfrutar de la casa japonesa en Carnaval. Hasta que llegue Doña Cuaresma.

 

Próximas campañas