Carrito de helados

Carrito de helados

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Carrito de helados:la guía Westwing

Hay que reconocer que los italianos se han superado con la gastronomía y es que sus platos son todo un éxito en todo el mundo.No solo pizzas y pastas tienen su origen en este estado con forma de bota, sino que los helados, otra de sus creaciones, se han convertido en una parte indispensable de nuestros indispensables del verano.

En Westwing debemos confesar que no nos podemos resistir al sabor refrescante de un buen helado.Además, siempre reflexionamos sobre cómo combinar dos de nuestras grandes pasiones: los helados y la decoración. Pues bien, un artículo ideal que no puede faltar en ninguna casa de heladeros es un carrito de helados.

Carrito de helados: diseño y funcionalidad de la mano

Los amantes del gelato italiano nos hemos visto muchas veces con un problema de espacio al intentar guardar nuestros exquisitos dulces de verano en la nevera. Un carrito de helados nos puede ahorrar ese problema, ya que cuenta con un espacio refrigerador para almacenar el helado y mantenerlo siempre a la temperatura ideal: bien frío pero a mismo tiempo suave para poder disfrutarlo en seguida.

Además de un espacio extra para guardar los helados, podemos beneficiarnos del estilo que aporta un carrito de helados a nuestra casa. La versión más común suele ser el carrito vintage, que nos garantiza una cocina retro americana de los años 50, tan popular últimamente.

Carrito de helados: el rey de las fiestas

Todo buen anfitrión sabe que una clave para el éxito en las fiestas es el efecto sorpresa. Ya no solo cuenta qué ofrecemos a nuestros invitados, sino cómo lo presentamos. Especialmente en las fiestas infantiles, un carrito de helados será el centro de atención y hará que los niños se sientan en un verdadero parque de atracciones. No hay nada como la ilusión de los niños al ver llegar el carrito de helados.

No obstante, el helado no es un placer exclusivo de los más pequeños, sino que los adultos disfrutamos tanto o más de esta delicia veraniega. Una propuesta para los que disponéis de terraza o patio es realizar una fiesta “callejera”. En estas ocasiones, podemos presentar nuestra comida a modo de autoservicio en un carrito o “puestos ambulantes” como si estuviésemos en un parque mientras disfrutamos del sol y de la buena música. Por supuesto, un puesto que no puede faltar en estas celebraciones es el carrito de helados.

Descubre en Westwing el mejor carrito de helados e ideas de decoración para las mejores ocasiones.