¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Casetas para perros:la guía Westwing

Si tenemos un perro pequeño no suele ser un problema tenerlo dentro de casa. Sin embargo, si nuestro perro ya tiene un tamaño considerable, la convivencia puede llegar a ser un poco más difícil. Las casetas para perros son la solución perfecta para que nuestro perro tenga su propio espacio y pueda jugar y correr tranquilamente por el jardín. Además, en días calurosos o lluviosos, la caseta será su refugio contra el sol y las tormentas.


Para que nuestro perro se sienta cómodo en su caseta, hay una serie de consejos que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegirla; sobre todo el material y la orientación.

Materiales de las casetas para perros

El material perfecto para la caseta para perros tiene que aislar a nuestro perro del frío, el calor y la humedad. Dependiendo de las condiciones climatológicas del lugar donde vivamos tendremos que elegir un material u otro para la caseta de nuestro perro:

  • Casetas de plástico: este tipo de casetas son cada vez más populares. La ventaja principal de las casetas de plástico, aparte de ser muy económicas, es que se pueden limpiar con facilidad. Sin embargo, es un material poco aislante, así que nuestro perro podría pasar frío en invierno.
  • Casetas de madera: las casetas de este material son más cálidas, debido a que la madera es un buen aislante. Además, con este material, la caseta de nuestro perro parecerá una pequeña casa de estilo nórdico, cómoda y de diseño. La principal desventaja de la madera es que no es muy resistente a la humedad, por lo que se desaconseja su uso en lugares lluviosos.

Un consejo útil a la hora de elegir una caseta para nuestro perro es que tenga una base de hormigón. De esta manera, conseguiremos que nuestro perro esté aislado de la humedad de la hierba y la tierra que tiene debajo. Sin embargo, tendremos que ponerle un colchón o una manta vieja para que no pase frío y esté cómodo cuando duerma.

Orientación de la caseta para perros

Normalmente, los vientos fríos suelen llegar del norte en invierno, por lo que es recomendable que la entrada de la caseta de perro esté orientada al sur o al oeste. También tenemos que tener en cuenta la opinión de nuestro perro, ya que muchas veces tiene un espacio favorito en nuestro jardín para poder vigilar su territorio. De este modo, nos aseguraremos de que nuestro perro esté cómodo y sienta la caseta como su hogar.

Limpieza y mantenimiento de las casetas para perros

Al encontrarse en el jardín, la caseta de nuestro perro puede tener algunos visitantes indeseados como insectos y parásitos. Para librarnos de ellos basta con limpiarla con la manguera, desinfectarla con amoniaco y aclararla bien. También es recomendable aplicar un producto anti pulgas y garrapatas y lavar regularmente los colchones y mantas que utilice nuestro perro.

Lo más importante es crear en la caseta que elijamos un ambiente tranquilo y relajado donde nuestro perro se sienta a gusto y cómodo.

Próximas campañas