Cena romántica

Cena romántica

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cena romántica:la guía Westwing

Una buena idea para sorprender a nuestra pareja tanto el día de San Valentín como en nuestro aniversario o cualquier otra fecha especial es cocinar una cena romántica para los dos. El día de San Valentín podemos demostrarle a nuestra pareja lo mucho que la queremos con joyas o con regalos, pero no hay nada mejor que un gesto romántico para que el detalle salga desde nuestro corazón.

En Westwing nos encanta dar muestras de cariño a nuestros seres queridos, ya sean nuestros amigos, nuestra pareja o nuestros hijos. El día de San Valentín es un día dedicado al amor en el que nuestra pareja es la protagonista. Descubre en nuestra tienda online los trucos de nuestros mejores expertos para la velada perfeta de San Valentín. ¡Déjate inspirar por el amor!

La mesa perfecta para una cena romántica

Una velada romántica con nuestra pareja no tiene por qué ser en un restaurante de lujo: nosotros mismos podemos preparar su plato favorito en la cocina y servirlo en la mesa de nuestra casa, prestando especial atención a los detalles. Antes de pensar en el menú que vamos a cocinar para nuestra pareja en esta ocasión especial, tenemos que decorar la mesa para que todo sea perfecto.

Para crear un ambiente romántico en casa lo primero que debemos tener en cuenta es la iluminación. La luz de la habitación debe ser tenue, por lo que con velas conseguiremos fácilmente el efecto deseado. Otro detalle importante es la música: podemos elegir su canción favorita para el momento en el que nuestra pareja entre en la habitación y descubra la mesa puesta para una cena romántica. Para terminar, podemos completar la decoración de la mesa con pétalos de rosa o un centro de mesa con flores.

Cena romántica

El menú ideal para una cena romántica

La opción ideal sería cocinar el plato favorito de nuestra pareja, pero también podemos intentar sorprenderla con algo nuevo o una cena compuesta por platos más exóticos y elaborados. Como todos sabemos, un menú se divide en cuatro partes: los entrantes, el primer plato, el segundo plato y el postre. A continuación te presentamos algunas ideas para tu cena romántica:

  • Entrantes: para empezar, podemos preparar unas brochetas de pollo o de langostinos, por ejemplo, o sacar una tabla de quesos para comenzar a abrir el apetito.
  • Primer plato: para el primer plato de nuestra cena romántica te sugerimos una fresca ensalada o algún plato frío como un carpaccio.
  • Segundo plato: este plato es el más importante de nuestra cena, por lo que es importante que sea la estrella del menú. Debe ser contundente y sabroso. Normalmente se suele elegir entre carne o pescado, así que sigue los gustos de tu pareja o del plato que sepas cocinar mejor.
  • Postre: los postres nos permiten dar rienda suelta a nuestra imaginación y jugar con la sensualidad y el romanticismo. Podemos, por ejemplo, elegir unas fresas recubiertas de chocolate como broche final de nuestra cena romántica.

La elección del vino en una cena romántica también es importante, por lo que nos decantaremos por uno blanco para los pescados y uno rojo para la carne. También podemos brindar con champán para celebrar nuestro amor.

Próximas campañas