Cenador portátil

Cenador portátil

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cenador portátil:la guía Westwing

A todos nos gusta disfrutar del buen tiempo. Si disponemos de un bonito jardín, una terraza amplia o un patio acogedor, solo necesitas un cenador portátil para completar tus momentos de ocio. Es un accesorio muy práctico, ya que te permite crear una zona de relax o un comedor exterior en pocos minutos.

Además, el cenador portátil te protege del sol y crea ambientes exclusivos. Es un complemento que aporta a nuestra vivienda un valor incalculable. Continúa leyendo y descubre un sinfín de posibilidades para la decoración exterior de tu casa.

CARACTERÍSTICAS DE UN CENADOR PORTÁTIL

Un cenador portátil suele ser plegable y está compuesto por cuatro pilares principales que sostienen una cubierta de lona. Además, muchos de ellos son impermeables por lo que no solo protegen de los rayos UVA, si no también de la lluvia.

Aunque la época estival es en la que se suele sacar más provecho al cenador portátil, si el buen tiempo acompaña, son perfectos para cualquier momento del año.

Las ventajas de tener un cenador portátil son infinitas. Entre ellas podemos destacar la multifuncionalidad y la movilidad. Te permite trasladarlo a la zona que desees sin ocasionar ningún trastorno en la decoración. Puedes ponerlo al lado de la piscina con unas tumbonas, o preparar una fiesta de cumpleaños al lado de la barbacoa, o crear una zona de lectura con un balancín… todas las opciones son posibles. También podrás encontrar un cenador portátil en eventos como conciertos, actividades al aire libre, juegos infantiles…

MOBILIARIO PARA UN CENADOR PORTÁTIL

El mobiliario más común que nos encontraremos en un cenador portátil son las sillas y las mesas. Aunque se trate de un mobiliario de exteriores, no debemos dejar de lado la parte estética de todos los complementos. Elige su material acorde con tus necesidades y circunstancias.

  • Fibra natural: es el mobiliario realizado en bambú, mimbre o ratán. Crean ambientes rústicos y no se pueden dejar al exterior mucho tiempo porque el sol y la lluvia los estropea.
  • Fibra sintética: por su relación calidad precio, es uno de los materiales más populares en muebles de jardín. Imita a la fibra natural, pero es metal recubierto de fibra trenzada sintética. Es muy resistente a la lluvia, al sol y al viento.
  • Aluminio: cada vez están más de moda por su aspecto minimalista. Son muebles duraderos y ligeros.
  • Teka: es la mejor madera para exteriores. Son duraderos y no requieren de mucho mantenimiento.
  • Resina: son los más económicos. Aunque son prácticos, el plástico puede perder resistencia a lo largo del tiempo.

¡Encontrarás más información sobre el cenador portátil en la guía de estilo de Westwing!