Cerámica

Cerámica

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cerámica:la guía Westwing

La cerámica continúa ocupando un lugar sustancial en la decoración interior. Es un elemento noble, que vincula la naturaleza con el elemento humano y siempre ofrece un plus de dinamismo, color y belleza al entorno en el que se coloca.

En Westwing puedes encontrar ese punto de inspiración perfecto para sacarle el máximo partido a tus ambientes interiores, pues te ofrecemos información y gran variedad de productos cerámicos con los que potenciar al máximo tu capacidad de elección. No olvides que escoger acertadamente suele depender, en gran medida, del abanico de opciones disponibles para ello.

DESDE LOS ORÍGENES DE LA HUMANIDAD HASTA NUESTRAS CASAS

Los productos cerámicos constituyen un magnífico complemento para inspirar ambientes habitables con un encanto especial. Desde la antigüedad, el ser humano ha sentido la necesidad de desarrollar objetos originales en arcilla u otros materiales cerámicos: el uso funcional inicial, progresivamente, derivó hacia un aplicación decorativa que les permitía embellecer el lugar donde vivían.

Aunque la aparición de otros materiales están desplazándola de la cocina para la conservación de alimentos y bebidas, la belleza y la precisión de sus formas siguen alentando su empleo decorativo. Esmaltados, barnizados, pintados, bruñidos, esgrafiados o en relieve, los artículos cerámicos siempre facilitan un impacto destacado que adquiere el máximo protagonismo allí donde se ubica, especialmente si conseguimos una fusión ecléctica de materiales donde lo vanguardista y lo clásico se entremezclan de manera llamativa.

MIL MANERAS DE DECORAR CON ESTILO

Nuestro espacio, el lugar en que vivimos y pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, requiere un enfoque personalizado que transmita la personalidad y el carácter que nos caracteriza. Los adornos cerámicos aportan, precisamente, esa expresividad personal e intransferible que convierte en únicos los ambientes. En el salón, por ejemplo, la colocación de este tipo de objetos incrementa la individualidad y proyecta un estilo más cuidado: en la estantería, entre nuestra colección de libros favoritos, podemos incluir un sujetalibros de este material, el cual resultará muy chic. Otra opción es incorporar en la vitrina un jarrón cerámico, moderno, con colorido atractivo y sugerente, el cual contrastará con la cristalería que mostramos.

Existen infinidad de trucos para sacar el máximo partido a este tipo de objetos decorativos, estos son algunos:

  • los jarrones de pie quedan muy bien en los rincones, especialmente frente a muebles de madera de estilo contemporáneo;
  • en las habitaciones infantiles, las figuras y los personajes aportan vida y carisma;
  • podemos decorar la mesa principal del comedor con un plato de este material y pétalos de flores;
  • en nuestra despensa, los tarros cerámicos ofrecen un plus de distinción estética.