Césped artificial

Césped artificial

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Césped artificial:la guía Westwing

Llega el verano, el buen tiempo, y seguro que quieres disfrutar del sol y del tiempo libre en tu jardín o terraza. Si quieres asegurarte de tener un superficie agradable sobre la que tumbarte o andar descalzo, decídete por el césped artificial.

Césped artificial – un poco de historia

El césped artificial fue desarrollado y se comenzó a instalar en estadios deportivos de los Estados Unidos a mediados de los años 60. En los años 80 llegaría a los estadios de deportivos de Europa. Aquí pronto se dejaría de utilizar en la práctica del fútbol, ya que no era adecuado para este tipo de deporte por su dureza que causaba más lesiones que el césped natural.

Fue en la década de los 90 cuando el césped artificial entró en nuestros hogares y su uso doméstico se extendió. Las razones para esto son sencillas, se trata de un elemento que supone un considerable ahorro de dinero además de ser mucho más fácil de cuidar que el césped natural.

Césped artificial – las ventajas

El césped artificial es un césped fabricado a partir de distintos materiales sintéticos. Aunque se desarrolló originalmente para su uso en instalaciones deportivas, actualmente ha llegado hasta nuestras casas y son muchos los que utilizan este tipo de césped en sus exteriores. Ya sea en tu jardín, en tu terraza o en tu patio, el césped artificial es una opción con un gran número de ventajas. A continuación te las contamos.

El césped artificial es la mejor opción para aquellos que no tienen tiempo o no quieren asumir el coste de hacerse cargo de un césped natural. En los climas más secos es especialmente costoso conseguir que el césped de nuestros exteriores mantenga su buena apariencia durante todo el año. Con el césped artificial nos aseguramos de que siempre tendremos una superficie agradable donde sentarnos.

La producción de césped artificial ha evolucionado de tal manera que actualmente tenemos disponibles variedades que nada tienen que envidiar al césped natural en términos de suavidad y comodidad. En algunos casos ¡es difícil diferenciarlos!

El césped artificial no requiere de una instalación compleja, ¡puedes hacerlo tu mismo! En este caso, no tendrás que esperar semanas a que crezca y se iguale. Para su instalación solo necesitar una serie de herramientas que seguramente ya tengas en casa como una espátula, tijeras y algún adhesivo como por ejemplo silicona.

Césped artificial – cuidados

Aunque el césped artificial sea mucho más fácil de mantener que el natural, esto no significa que podamos olvidarnos completamente de su mantenimiento. Existen un par de cuidados básicos que tenemos que tener en cuenta si queremos que nuestro césped artificial se mantenga bonito por más tiempo.

Barrido frecuente: es recomendable que eliminemos las partículas de polvo, el pelo de nuestro animales, las hojas y cualquier otro tipo de suciedad barriendo el césped de manera habitual con un cepillo.

Limpieza a fondo: de vez en cuando es recomendable limpiar nuestro césped artificial un poco más a fondo con agua. También es recomendable “regar” este tipo de césped los días de máximo calor para mantener su temperatura óptima y evitar que se estropee.

Como has podido leer, el césped artificial es un opción ideal para tus exteriores. Ya sea en tu jardín, terraza o ático, el césped artificial te proporcionará la base adecuada para disfrutar al máximo y sentirte a gusto.

Próximas campañas