¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Chaira:la guía Westwing

Para garantizar un rendimiento óptimo de nuestros cuchillos, es necesario afilarlos regularmente con una chaira. Este curioso utensilio se emplea para asentar los filos de corte lo que nos permite trabajar con una mayor seguridad. Con tan solo un par de pasadas por ambos lados de las hojas los tendrás listos para utilizar. Un proceso rápido que debemos tener en cuenta en todos los hogares a la hora de cocinar.

Podrás encontrar chairas de diferentes materiales y, generalmente, de forma redonda. Se compone de un cilindro alargado con estrías y un mango para manejarlo con facilidad. Continúa leyendo y conocerás cómo realizar un mantenimiento eficiente de tus cuchillos.

CÓMO AFILAR

Los filos de los cuchillos y las navajas se van desgastando a medida que se van utilizando. Por ello, es irremediable hacer un cuidado de estas herramientas al menos dos veces al año. Para esta puesta a punto necesitamos una chaira de una longitud siempre superior a la de la hoja.

En Westwing te damos unos consejos para que puedas afilar correctamente:

  1. Sitúa la chaira con la punta hacia abajo en una superficie plana.
  2. Con una mano sujeta la chaira desde el mango y con la otra coge el cuchillo también con la punta hacia abajo.
  3. Apoya el cuchillo sobre el cuerpo de la chaira a unos 20 grados y realiza pasadas haciendo un movimiento de arco. Comienza desde la parte de atrás del filo del cuchillo y deslízalo progresivamente hacia la punta.
  4. Repite varias veces según el estado del cuchillo y cambiando las caras de la hoja en cada pasada.

No se trata de hacer este proceso con velocidad, lo mejor es la calidad. Poco a poco irás ganando confianza en su manejo.

DIFERENTES MATERIALES

Es un accesorio que gracias a su alta calidad y dureza suele resistir muchos años. Existe una gran variedad de materiales para realizar un buen afilado. Te presentamos los más destacados:

  • Chaira de acero: el acero inoxidable cromado proporciona un buen afilado, es robusto y resistente a la corrosión.
  • Chaira de cerámica: permite un afilado suave y muy cuidado. No es apta para su utilización con cuchillos cerámicos y es un material sensible a golpes y caídas.
  • Chaira de diamante: alcanza un resultado especialmente fino. La capa de diamante se desgasta con el tiempo por lo que su vida útil es más corta.
  • Chaira de carburo de Tungsteno: es muy duradera y apta para todo tipo de cuchillos.

Desde Westwing te animamos a que mimes siempre tus utensilios de cocina. ¡Descubre todos nuestros consejos!