Chal

Chal

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Chal:la guía Westwing

En la decoración y el interiorismo, así como en el mundo de la moda, hay piezas y artículos que son atemporales. Con atemporales nos referimos a que son piezas que llevan muchos años con nosotros pero que nunca llegan a pasarse de moda, sino que siguen transmitiendo ese toque de elegancia clásica tan valorado. Una de las piezas de las que hablamos es sin duda el chal, pues un chal sigue estando a la última.

En Westwing siempre hemos valorado la elegancia en el día a día y creemos que una pieza tan sencilla aparentemente como el chal nos puede aportar ese toque distinguido a veces tan difícil de conseguir. Como expertos en Home & Living, podrás encontrar en nuestra página una gran variedad de productos e ideas de decoración, pero el estilo personal también es una parte importante y por eso puedes informarte sobre productos como bufandas, gorros o guantes.

¿DE DÓNDE VIENE EL CHAL?

El  chal puede sonar francés a primera vista, pero su origen es mucho más lejano. El chal tiene su origen en la antigua Persia y durante un largo tiempo gozó de una gran popularidad en toda Asia, desde Oriente próximo hasta tierras más lejanas como China. No fue hasta el siglo XVIII cuando la moda del chal se asentó en Europa de mano de los soldados franceses y británicos. Desde entonces, el chal ha sido siempre un referente de elegancia y buen gusto y es además una prenda muy versátil pues se puede llevar para estar en casa pero también para asistir a fiestas y ceremonias de gala.

EL CHAL AUTÉNTICO

Como el chal lleva tanto tiempo entre nosotros, hoy en día podemos encontrar ya una infinidad de modelos distintos en un gran número de materiales y diseños. No obstante, un chal auténtico siempre será un símbolo para la elegancia y el buen gusto.

El chal original se trata de una prenda de tela que es más larga que ancha y se coloca sobre los hombros. El material más apropiado para el chal sigue siendo la seda y el casimir, ya que son materiales propios de la zona donde se originó el chal y da un aspecto más oriental y exótico. En cuanto al diseño, tenemos una gran variedad entre los que elegir. Podemos decantarnos por un chal de color liso en tonos terrosos, como el marrón pardo o el burdeos si queremos un estilo más refinado y elegante y si somos fans de lo étnico y lo exótico, nada nos sentará mejor que un chal con el típico diseño de cachemira, también conocido como boteh.

CHAL: UN MUST-HAVE PARA BODAS

El chal es una prenda esencial para asistir a una boda, sobre todo si esta tiene lugar en primavera u otoño. Con ayuda del chal podemos tapar los hombros y espalda pudiendo llevar un vestido con escote palabra de honor por la noche cuando hace algo de aire. Además, si elegimos un chal clásico será la prenda ideal para combinar con cualquier vestido.

Déjate seducir por la magia oriental del chal y aporta un toque de elegancia a tu día a día con esta prenda tan sencilla.

Próximas campañas