Chimeneas de leña

Chimeneas de leña

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Chimeneas de leña:la guía Westwing

Llega el invierno, con él la lluvia, la nieve, días grises, y oscurece a horas intempestivas y encendemos las estufas o calderas. Pero hay que ser siempre optimistas y ver el lado bueno de las cosas. El invierno también puede ser la estación más romántica y acogedora del año. Llegas a casa después del trabajo, en la calle hace frío, nieva incluso, te preparas un chocolate calentito con nata y te sientas al abrigo de la chimenea o la estufa de leña mientras escuchas música y olvidas todos tus problemas. ¿Suena bien, verdad? Una chimenea de leña puede convertir una casa o un piso en el más acogedor de los hogares.

TIPOS DE CHIMENEAS Y ESTUFAS DE LEÑA

Hay numerosos modelos y variedades de chimeneas de leña y estufas para encontrar la chimenea perfecta y accesorios que encajen a la perfección con nuestro hogar.

  • Chimeneas o estufa de pared: las chimeneas y estufas de leña de pared son perfectas para ponerlas junto a la pared, en medio de la habitación y hacer que sea la clave central de la decoración de nuestro hogar.
  • Chimeneas o estufa de rincón: la chimenea o estufa de leña de rincón es el colmo de lo acogedor. Al colocar nuestra chimenea en una esquina, nos sentiremos todavía más abrigados por su calor y tendremos un rincón perfecto en el que tumbarnos al calor de nuestros seres queridos.
  • Chimeneas o estufa central: la chimenea o estufa de leña central es el modelo más moderno de estufa y encaja perfecta en un diseño más industrial o diáfano. Es la chimenea perfecta si nos gusta ser anfitriones de fiestas en las que la gente circula en una habitación alrededor de la chimenea o de la estufa como punto de calor central.

¿QUÉ TIPO DE LEÑA ESCOGER PARA LAS CHIMENEAS Y ESTUFAS?

Una vez hemos escogido el modelo perfecto de chimenea para nuestro hogar, le llega el turno a la madera o leña. Este es un paso importante pues hay numerosos distintos tipos de leña para chimeneas y estufas, cada una con unas cualidades distintas para nuestras chimeneas de leña o estufas.

  • Maderas duras: las maderas duras son la leña obtenida en gran parte de los árboles de hoja caduca como el roble, el nogal, el abedul, el fresno, el olmo, etc. La leña de madera dura tiene un gran poder calorífico y son ideales para mantener el fuego encendido de las chimeneas y estufas durante bastante tiempo y proporcionan un calor radiante e intenso.
  • Maderas blandas: la madera blanda es la leña obtenida como la madera de pino o alcornoque es la madera que más rápido arde. Si bien no emiten un calor intenso y duradero, son perfectas para encender y avivar el fuego de las chimeneas y estufas.
  • Briquetas: las briquetas se producen a partir de los residuos de madera. Es la forma más ecológica de obtener leña para nuestras chimeneas de leña y estufas, pues consiste en aprovechar los recursos que de otra manera acabarían desperdiciándose. Otra opción respetuosa con el medio ambiente son las estufas de pellets.

Si quieres darle a tu hogar un toque rústico y confortable para los inviernos duros y fríos, instala una chimenea o una estufa de leña en tu salón. A veces los métodos tradicionales como las chimeneas y estufas o calderas de leña son los más acogedores y los que más estilo dan a nuestro hogar. ¿Recuerdas cuando te sentabas en casa de tu abuela alrededor de las chimeneas o las estufas de leña? Ese sentimiento es fácil de recuperar instalando en tu hogar chimeneas o estufas de leña.

Próximas campañas