Clutch

Clutch

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Clutch:la guía Westwing

Lo primero que nos viene a la cabeza cuando pensamos en un clutch es en ese bolso sin asas que solemos llevar en ocasiones especiales como fiestas, bodas o bautizos. Sin embargo, el clutch también puede convertirse en un accesorio de nuestro día a día, ya que existen innumerables modelos y estilos entre los que elegir. Aunque nos puedan parecer incómodos, los clutches llevan siendo un must en nuestros armarios desde hace varias temporadas. En Westwing le ofrecemos bolsos de todo tipo para cada ocasión, desde los bolsos de tela que están tan de moda, que nos sirven tanto para hacer la compra como para llevarlos en nuestro día a día, hasta capazos para llevar a la playa todos los accesorios necesarios: crema solar, toalla gafas de sol, etc. A continuación le daremos una serie de consejos para elegir el clutch que mejor se adapte a su estilo. ¡Déjese inspirar!

Historia del clutch

Hasta principios del siglo XIX las mujeres nunca llevaban su propio bolso, sino que eran los hombres o el servicio los que se encargaban de llevar todas sus pertenencias. Posteriormente, cuando se pusieron de moda los juegos de azar, tanto los hombres como las mujeres comenzaron a llevar este tipo de bolsos sin asas para guardar sus fichas.

Durante los años 20 Coco Chanel forraba sus bolsos de mano con la tela de sus vestidos y también los fabricaba en piel. El clutch vivió su apogeo en los años 30, reinventándose en infinidad de colores, texturas y estampados, entre los que destacó el animal print. En 2007 Celine y Prada presentaron sus modelos de clutch XXL para cubrir las necesidades de la mujer moderna, ya que los elementos imprescindibles en nuestro bolso son cada día más.

Un clutch para cada ocasión

Podemos pensar que un clutch es un bolso para una ocasión especial, sin embargo, hoy en día existen diferentes modelos para llevarlos en cada ocasión:

Un clutch para el día a día: si optamos por un clutch sencillo, en colores como el negro o el marrón, este tipo de bolso nos puede servir para ir al trabajo. En un tamaño práctico, que no sea demasiado grande ni demasiado pequeño, pueden cabernos la cartera, las llaves y todo lo necesario.

Un clutch para quedar con nuestras amigas: tanto si vamos a salir a tomar un café o de fiesta por la noche, no hay mejor opción que un clutch colorido con estampados originales, ya sean de estilo boho o animal print.

Un clutch para ocasiones especiales: en el caso de que tengamos un evento especial, como una boda, es mejor elegir un clutch pequeño, donde quepa lo justo y lo necesario, para que no eclipse nuestro fantástico vestido.

Cinco accesorios que no pueden faltar en tu clutchClutch

Cuando salimos de fiesta queremos estar siempre perfectas, por esta razón, no debemos olvidar una serie de accesorios imprescindibles:

Pintalabios: para poder retocar nuestros labios. Aunque existan pintalabios “permanentes” o de larga duración nunca viene mal contar con un pintalabios en nuestro clutch.

Polvos compactos: para tener siempre a punto nuestro maquillaje. Debemos elegir un tono mate para que no se creen brillos.

Lipgloss: si nos gusta más el gloss que el pintalabios podemos optar por uno en tonos claros como el rosa.

Perfume: sobre todo si nos pasamos la noche bailando, recomendamos llevar una muestra o una botellita pequeña de nuestro perfume en el bolso.

Delineador negro: también nos sirve para retocar nuestros ojos según vaya avanzando la noche.

Elije el clutch que mejor se adapte a su estilo y el ideal para cada ocasión. ¡Déjese inspirar por los consejos de nuestros mejores expertos!

Próximas campañas