Cobre

Cobre

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cobre:la guía Westwing

Muchos de nosotros relacionamos el cobre con utensilios de cocina estilo vintage y así olvidamos muchas de sus ventajas. Por ejemplo, que es resistente, duradero y muy higiénico. Te sorprendería saber en cuantos elementos de decoración de estilos diferentes se encuentra el cobre hoy en día: en el estilo rústico, natural, nórdico...

Si quieres iluminar tu casa con el brillo rojizo del cobre y acertar de lleno con el punto justo de presencia metálica, no dudes en registrarte en Westwing. Nos encanta el cobre y tenemos tantas propuestas basadas en este metal que querrás ponerlas todas en práctica.

ORO, PLATA Y COBRE: EL TRÍO GANADOR

Decorar con elementos metálicos es todo un reto, pero nadie puede resistirse a incorporar un toque cobrizo en cualquiera de sus modalidades: marrón, verde o anaranjado. Mucho más allá de las tuberías vistas, un recurso muy utilizado en arquitectura y que dará a tu aseo o cocina un toque industrial muy chic, el cobre toma por asalto todas las habitaciones; ya sea en forma de lámpara de cobre, de mesita auxiliar o en el marco de un espejo.

Dependiendo de la forma de las piezas, el cobre se adapta al estilo más retro o avanza hasta los últimos peldaños del diseño más vanguardista. Las cacerolas de cobre son un claro ejemplo del estilo vintage mientras que las mesas bajas de líneas simples y claras representan la última tendencia.

Combinar oro, plata y cobre es una apuesta arriesgada, pero también un acierto seguro. Varios jarrones metálicos en gradación tonal o una pared de espejos que refleje todos los colores del metal pueden convertirse en el detalle más original de la casa. Algo que todos imitarán. Procura, eso sí, usar el cobre con mesura; llama tanto la atención, es tan vistoso, que merece la pena centrar todo el cobre de una habitación en el mismo punto. Así la luz reflejada y los destellos metálicos se convertirán en un centro de atención.

Si todos los elementos de cobres te encantan y te cuesta decidirte, da un buen golpe de efecto y pinta una pared con temple metalizado de color cobre.

EL COBRE Y LOS COLORES

Lo bueno del cobre es que combina con cualquier color y, escogiendo la gama adecuada de cada uno de ellos, crear un ambiente determinado es un juego de niños.

  • El estilo marinero de una habitación infantil se consigue en un suspiro combinando objetos de cobre con paredes azul cobalto. Un timón de madera a los pies de la cama, una lámina con peces y algunos instrumentos de navegación en las estanterías y los niños tendrán su propio barco pirata.
  • El estilo natural rústico es quizá el más sencillo. Basta con añadir lámparas de cobre de estilo antiguo e incluso una estufa de leña con remaches en cobre. Unas vigas vistas en el techo harán el resto.
  • El estilo nórdico que se basa en líneas muy rectas y muebles sin apenas adornos se enriquece con elementos de cobre, como un flexo o un juego de posavasos.

En realidad este metal de cálidos reflejos, maleable y de gran durabilidad está presente en elementos de mil y un estilos.

En Westwing nos encanta experimentar con los reflejos, así que si quieres conocer todas las posibilidades del cobre, regístrate en nuestro club de compras.