Cocina de invierno

Cocina de invierno

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cocina de invierno:la guía Westwing

“No hay amor más sincero que el amor a la comida”, George Bernard Shaw. Es cierto que el invierno puede ser una época del año fría, lluviosa y en la que el sol puede aparecer más bien poco. No obstante, esto no quita que la estación invernal también tenga su encanto y sus ventajas. Como el tiempo no invita precisamente a estar fuera en la calle, solemos pasar más tiempo en casa y realizamos otras actividades que durante otro tiempo más cálido no haríamos tan a menudo, como la cocina de invierno.

En Westwing queremos siempre sacarle el máximo partido a todas las estaciones del año, ya que creemos que cada tiempo tiene su encanto particular y nos ofrece unas posibilidades únicas. En invierno sin ir más lejos la cocina adquiere un valor muy importante y por ello intentamos ofrecer todos los productos necesarios para preparar deliciosas recetas invernales, como moldes de todo tipo, cascanueces o jamoneros.

NUEVOS ESPACIOS PARA COCINAR

Una de las ventajas que presenta el invierno cuando llega la hora de cocinar es que se crean nuevos espacios en los que poder cocinar junto a nuestros seres queridos y recuperar ese sabor a comida casera y a invierno que trae tantos recuerdos de nuestra infancia.

Concretamente hay un elemento muy característico de la temporada de invierno en el cual se pueden preparar deliciosas recetas caseras. Sí, estamos hablando de las chimeneas. Las chimeneas no solo sirven para dar calor a nuestro hogar o para pasar una velada romántica, sino que con los accesorios adecuados se pueden preparar un sinfín de platos.

Algunas recetas muy características de esta estación que se pueden preparar en chimenea son las castañas asadas, patatas asadas o cualquier tipo de carne asada en general como el sabroso lechón del norte o cordero. Si desea sorprender a sus invitados, una rica comida preparada en chimenea será sin duda la clave perfecta.

UNA BUENA TAZA CALENTITA

Las estufas y la calefacción sirven para caldear el hogar, pero no es lo único que nos puede dar calor en los fríos días de invierno. Hay veces que cuando volvemos de la calle y ha sido un día duro, frío y lluvioso, lo más reconfortante al llegar a casa es tomarnos una buena taza de chocolate calentito.

Para disfrutar aún más de ese momento no nos vale cualquier taza, sino que tenemos que escoger una taza acorde con el tiempo y que nos dé un empujoncito para subir el ánimo en los días más grises. Una buena idea puede ser una taza de tamaño mediano con colores llamativos y una frase simpática que nos dé energía.

Cocina de inviernoHORA DE HORNEAR

Como hemos explicado antes, todo el mundo tiene más ganas de cocinar en invierno por lo general. Ya que, al no poder salir tanto a la calle, también apetece pasar una tarde con nuestra pareja o con amigos cocinando mientras nos tomamos una buena copa de vino o un chocolate calentito.

La repostería es muy a menudo el tipo de cocina que más asociamos con el invierno ya que el azúcar y lo dulce nos da también energía y nos levanta el ánimo. Ya sean unas exquisitas galletas de canela con motivos navideños, un pastel con frutas de temporada o unas rosquillas caseras, está claro que en invierno son bastante difíciles de rechazar.

Para pasar una divertida tarde de repostería con nuestros seres queridos no nos puede faltar el material de cocina necesario, que hará el trabajo mucho más ameno y más fácil. Si nos da pereza trabajar la masa podemos dejar que una batidora amasadora se encargue de ello y para crear divertidas formas, podemos usar moldes de galletas, magdalenas o de tartas.

Próximas campañas