Cocina retro

Cocina retro

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cocina retro:la guía Westwing

Abrimos los ojos. Estamos en una cocina. Una cocina colorida, luminosa y amplia. Lo primero que llama nuestra atención en esta cocina es una nevera roja, no muy alta, de formas redondeadas… junto a ella vemos una cocina blanca con grandes mandos y fogones gigantes… ¿estoy en casa de mis abuelos? Seguimos observando y vemos armarios de cocina blancos y de madera. Sobre la encimera destaca una gran licuadora también de formas redondeadas… cafeteras y juegos de café de vivos colores, cajas de metal para las galletas y los cereales… ¿Dónde estamos? Si no estamos en 1960 en EEUU ¿entonces? Entonces es que tu cocina se ha vuelto retro. ¡Estamos en una cocina decorada estilo retro!

En Westwing nos vuelve locos el estilo retro y por eso te vamos a mostrar una serie de sugerencias para que conviertas tu cocina en una auténtica cocina retro. Muchas ideas inspiradoras para que te sientas como Dan o Betty Draper en la cocina de Mad Men. La única diferencia es que estás en el siglo XXI y en tu propia cocina.

NEVERAS, LO MÁS RETRO DE TU COCINA

Si hay un electrodoméstico que de verdad le va a dar un aire retro a tu cocina, ese va a ser la nevera. Los frigoríficos retro son reconocibles por sus brillantes colores y sus formas redondeadas. Tienen además gran profundidad y van a ser los que impregnen del retro style. Una de las marcas más conocidas con este tipo de estilo son las neveras Smeg. Las tienes de todos los tamaños y colores y así puedes adaptarlas al color que quieras darle a tu cocina: desde el más clásico blanco, pasando por rojos, verdes, anaranjados, lisos, a rayas e incluso con la bandera de tu país. ¡Vas a poder personalizar tu nevera al máximo!

MUEBLES Y COCINAS RETRO

¿Quieres más retro en tu cocina? A todos los home lovers nos encanta este estilo así que ¿por qué instalar también un horno y una cocina de inspiración retro? Como las neveras, vas a tenerlos de multitud de colores. De acero inoxidable, son cómodos y te sentirás como en los años 60 o 70: esos grandes fogones, los mandos para los fuegos, esa amplia puerta del horno… Lo mejor de los electrodomésticos retro es que no solo son prácticos y funcionales sino que son muy decorativos. Son los que les dan ese espíritu retro que buscamos. Al igual que sucede con los armarios. Puedes adaptarlos fácilmente a este carácter retro. Para que tu cocina no resulte tan chillona, puedes suavizarlo con muebles de madera de tonos más pastel.

ELECTRODOMÉSTICOS RETRO

En las encimeras coloca pequeños electrodomésticos retro que combinen con los colores de la nevera o el horno. Tienes una amplia variedad de este tipo de productos, así como accesorios y utensilios de cocina retro. Hervidores para el agua, licuadoras, batidoras, robots de cocina… Tampoco te olvides de la mesa ni de tu vajilla retro. Es ideal para sacarla en una ocasión especial y lucir como se merece tu cocina retro.

DECORACIÓN DE PAREDES E ILUMINACIÓN

En cuanto a la iluminación de la cocina no tienes que descuidarla. Coloca unas lámparas metalizadas redondas sobre la mesa o sobre aquella zona de la cocina a la que quieras darle un ambiente especial. Con el estilo retro es un must decorar las paredes de tu cocina. Si te atreves, a lo Mad Men, puedes poner un papel grandes cuadros marrones y beis que recorra una de las paredes de la cocina.
Le puedes dar un toque más retro moderno si pones colores más atrevidos como un lila o un morado con grandes flores. ¡La imaginación es tu límite! Además, el estilo retro es fácilmente combinable con otros estilos. Puedes decorar un rincón de la cocina de una forma más retro pero la zona de los fogones más estilo industrial. O bien darle un toque moderno a toda la cocina pero sólo tener un pequeño detalle retro.