Cóctel para bodas

Cóctel para bodas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cóctel para bodas:la guía Westwing

Pensar en el menú de una boda no es nada fácil porque de nuestra elección dependerá que nuestros invitados se queden satisfechos. Toda pareja que se casa quiere organizar una boda única y lograr complacer a todos los invitados. Por eso, cada vez más parejas optan por una boda tipo cóctel para celebrar el gran día. El cóctel para bodas es ideal para celebraciones íntimas e informales en las que hay un número reducido de invitados.

Si no quieres complicarte la vida y buscas una opción económica, el cóctel para bodas es para ti. En Westwing te contamos cómo organizar un cóctel para bodas para que disfrutes de la compañía de tus invitados y de deliciosas degustaciones. ¡A nosotros se nos hace la boca agua!

¿QUÉ ES EXACTAMENTE UN CÓCTEL PARA BODAS?

Cuando oímos la palabra cóctel automáticamente nos viene a la cabeza esa bebida tan refrescante y de colores llamativos que lleva el mismo nombre. Sin embargo, un cóctel para bodas no tiene nada que ver con estos brebajes. Un cóctel para bodas es una manera informal de ofrecerles a nuestros invitados un menú nupcial. Esta idea se aleja de las típicas comidas o cenas en las que cada invitado tiene su lugar asignado en las mesas de la boda y permanece sentado. En un cóctel para bodas los invitados pueden moverse con total libertad de un sitio a otro y hablar animadamente con el resto de invitados e incluso con los novios.

El menú en una boda tipo cóctel es muy ligero y suele venir en pequeñas porciones, como aperitivos. Ya sabes lo que dicen: lo bueno se da en pequeñas dosis. Además, hay una gran variedad de comida entre la que elegir para que nadie se quede con hambre.

¡DECÁNTATE POR UNA BODA TIPO CÓCTEL!

Las bodas tipo cóctel son cada vez más populares entre las parejas que deciden darse el sí quiero. ¡Descubre los detalles que se esconden tras esta tendencia!

  • Boda íntima. Un cóctel es ideal para bodas íntimas en las que no hay más de cien invitados. El banquete tiene lugar de pie, por lo que habrá que procurar que no se formen aglomeraciones.
  • Lugar. El lugar elegido para celebrar la boda deberá ser amplio y con suficiente espacio para los invitados, además de los camareros, las mesas y algunas sillas. Si es al aire libre, mejor, pero no es necesario.
  • Comida y bebida. La comida que se sirve en un cóctel deberá venir en porciones muy pequeñas. Ten en cuenta que en una mano tendremos la comida y con la otra mano sostendremos la bebida. Los platos, por tanto, serán pequeños aperitivos tipo tapas. Podemos incluir platos muy variados: sándwiches, canapés de salmón, variedades de quesos, frutos secos o jamón serrano. Los cubiertos suelen emplearse únicamente para los postres. En cuanto a la bebida, podemos ofrecer de todo tipo, desde refrescos sin alcohol hasta ron, vodka o incluso refrescantes cócteles.
  • Mobiliario. Agrega mesas y sillas para que los invitados puedan descansar. Lo normal es elegir asientos de inspiración chill out como pufs y sofás, que son muy cómodos e invitan al descanso. Ten en cuenta que es muy probable que haya gente mayor, como tus abuelos, que no aguantarán demasiado tiempo de pie. Además, se pueden crear diferentes ambientes con mesas altas, taburetes o sofás con mesas bajas.

¿Te ha convencido el cóctel para bodas? Si buscas un banquete distendido y con estilo, opta por organizar un cóctel el día de tu boda.