Cojín de lactancia

Cojín de lactancia

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cojín de lactancia:la guía Westwing

Un bebé en camino significa que a los padres les espera una gran alegría, y al mismo tiempo una época de cambios y preparativos. Incluso antes del nacimiento del bebé, es necesario organizar y tener preparadas muchas cosas, para asegurarse de que todo está listo y bien equipado para la llegada del recién nacido. Un elemento básico de tal equipamiento es un cojín de lactancia.

Para la mayoría de mujeres, tener un bebé requiere un gran esfuerzo físico, que no se limita al parto en sí, sino también a todo el período del embarazo y los meses posteriores al nacimiento. Un cojín de lactancia es – especialmente en las primeras semanas de vida del bebé – una gran ayuda para la madre, ya que ofrece una mayor comodidad.

Cojín de lactancia – ayuda durante el embarazo

Cojín de lactanciaEl cojín de lactancia es una gran ayuda para las madres, no solo una vez que el bebé ha llegado al mundo, sino también antes del nacimiento, ya que proporciona cierto alivio a las mujeres embarazadas. Especialmente en las últimas semanas del embarazo, el cuerpo de la mujer está expuesto a una sobrecarga de peso inusual, que impide un descanso completo y acostarse y sentarse cómodamente. Un cojín de lactancia – gracias a su forma especial – ayuda a encontrar una posición más cómoda a la hora de dormir. Colocándolo entre las piernas o bajo el abdomen, evita que la espalda se sobrecargue al tumbarse.

Un cojín de lactancia está especialmente diseñado para conservar una buena postura de la madre mientras le da el pecho al bebé, garantizando una mayor comodidad y estabilidad para ambos. Debido a su forma especial, el cojín de lactancia también aporta una mayor seguridad para el bebé, asegurando que no se mueva demasiado durante la alimentación.

Cojín de lactancia – una forma, diferentes modelos

Los cojines de lactancia guardan siempre la misma forma: una especie de rosco alargado y muy flexible. Sin embargo, las diferencias en relleno y materiales varían mucho de unos modelos a otros.

Los futuros padres pueden decantarse por un cojín de lactancia relleno de poliestireno de micro perlas muy suave y flexible, un relleno de espelta natural, o un relleno de plumón y lana bien mullido. La ventaja del primero es que prácticamente no pesa, ofrece gran flexibilidad y una comodidad que hacen que el manejo del cojín sea mucho más sencillo. Además, este tipo de cojines pueden lavarse sin problema en la lavadora. El relleno de espelta natural conserva la ventaja de lavarse fácilmente en la lavadora, aunque es importante asegurarse de que el relleno se seque por completo, evitando cualquier signo de humedad, ya que de lo contrario puede llegar a formarse moho en el cojín. Una ventaja específica del relleno de espelta natural, es que este tipo de material conserva muy bien el calor corporal.

Por último, un cojín de lactancia relleno de plumón y lana tiene la ventaja de ofrecer una suavidad y confort extraordinarios. El mayor inconveniente de este tipo de relleno es que el plumón tiende a amontonarse en una zona del cojín, restando la flexibilidad tan característica de los rellenos de micro perlas.

Fundas para el cojín de lactancia – protección higiénica para el cojín

Sea cual sea el relleno elegido para el cojín de lactancia, lo mejor para garantizar una mayor higiene es cubrirlo con una funda especial para este tipo de cojines. Esta protección adicional tiene la ventaja de que se puede lavar independientemente y sin mayor complicación, asegurando siempre una completa higiene en el cojín de lactancia. Las fundas para cojines están disponibles en una amplia variedad de diseños, colores y materiales. Un par de factores a considerar en la elección de la funda es que el material sea suficientemente suave para respetar al máximo la delicadeza del bebé, y que pueda lavarse fácilmente en la lavadora para asegurar una higiene frecuente.

Independientemente del diseño y estilo elegido para el cojín de lactancia y la funda, lo más importante y primordial es que sea cómodo y flexible. Una vez garantizado esto, existe una selección infinita de colores, estampados y diseños que harán más agradable la lactancia para la madre y el bebé.

Próximas campañas