Colchón viscoelástico

Colchón viscoelástico

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Colchón viscoelástico:la guía Westwing

Un descanso adecuado es esencial para tener una buena calidad de vida. Hoy en día le damos una gran importancia al número de horas que dormimos pero ¿y el colchón? No se puede tener un sueño de calidad si no dormimos sobre el colchón adecuado. Existe una gran variedad de colchones en el mercado y es necesario conocer todas nuestras opciones antes de decidirnos por uno. Hoy te hablamos del colchón viscoelástico.

 

Material viscoelástico

Para entender las ventajas y beneficios de este colchón, en primer lugar debemos conocer las características del material viscoelástico. Este material fue originalmente desarrollado por la NASA para producir tejidos que no ejerciesen tanta presión sobre el cuerpo de los astronautas. Posteriormente se comenzó a utilizar en el sector textil, sobre todo en la ropa deportiva y en el automovilístico.

La principal característica de este tipo de material es su densidad. Al tratarse de un material tan denso, ofrece un grado muy alto de adaptabilidad al cuerpo, haciéndolo especialmente cómodo. A diferencia de los colchones de espuma, los colchones viscoelásticos no pierden la firmeza con el uso y mantienen su forma por más tiempo.

Colchón viscoelástico – estructura

Este tipo de colchones tienen una estructura especial compuesta de cuatro partes: la funda, el acolchado, el núcleo y el soporte de espuma. La funda es, como en el caso de los colchones tradicionales, desmontable para ser lavada sin problema. La parte del acolchado en este tipo de colchones puede variar entre 2 y 12 cm. Después del acolchado, encontramos el núcleo viscoelástico cuya anchura se suele encontrar entre los 5 y los 25 cm dependiendo del fabricante. Por último se encuentra la placa de soporte que confiere al colchón la firmeza necesaria.

Las ventajas del colchón viscoelástico

El colchón viscoelástico tiene una propiedad llamada memoria corporal térmica que permite que se adapte perfectamente al cuerpo y tarde unos segundos en cambiar de forma. Esta característica hace que los colchones de la gama viscoelástica tengan una serie de ventajas frente a otro tipo de colchones:

–          Regulación de la temperatura corporal y activación de la circulación sanguínea.

–          Ayuda a disminuir la tensión muscular que se puede producir al dormir.

–          El material viscoelástico es más higiénico además de antialérgico.

–          No pierde la forma y es más duradero.

–          Ofrecen una firmeza intermedia, mejor que la de los colchones de látex o muelles.

Como puedes ver, los colchones viscoelásticos presentan un gran número de ventajas en comparación con los colchones de espuma o de látex. La única desventaja es su precio, que suele ser más elevado que el de los colchones tradicionales.