Comedor en gris y blanco

Comedor en gris y blanco

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Comedor en gris y blanco:la guía Westwing

El color gris ha sido considerado durante mucho tiempo un color triste y aburrido, ¡hasta ahora! Este color nos ofrece incontables posibilidades en la decoración de nuestra casa, desde muebles o elementos decorativos hasta suelos o paredes. En Westwing queremos mostrarte toda la belleza que esconde un comedor en gris y blanco. ¿Aburrido?, ¡de eso nada!

En combinación con el blanco se obtienen resultados muy actuales y dinámicos, ya que el gris es un color neutro que podemos mezclar fácilmente con otros colores. Además, un comedor en gris y blanco es la base de muchos estilos de decoración como el escandinavo o nórdico, moderno, romántico… con detalles finales, ¡tu comedor en gris y blanco se convertirá en la envidia de tus visitas! Sigue leyendo para acceder a las mejores ideas.

DIFERENTES ESTILOS DE UN COMEDOR EN GRIS Y BLANCO

Al reflejar la luz natural, los tonos grises junto con los blancos hacen del espacio un lugar que destila elegancia y serenidad. Juega con las diferentes tonalidades de gris, añade elementos blancos en lugares clave para que reflejen mejor la luz, diviértete con pequeños toques de color… ¿Qué estilo quieres que tenga tu comedor en gris y blanco? Te enseñamos algunas ideas para cada estilo:

  • Nórdico o escandinavo: en este estilo las máximas son tres: sencillez, funcionalidad y naturalidad. El color blanco es básico en la decoración nórdica y el gris se convierte en el complemento perfecto. En tu comedor en gris y blanco opta por muebles ligeros en madera natural, tejidos en diferentes tonalidades de grises o que imiten la piel para lograr un resultado más natural.
  • Moderno: decora tu comedor en gris y blanco, colores muy en auge en el panorama actual de la decoración y el diseño de interiores, y añade algunos toques de color o en negro para aportar un signo de distinción. Para los cojines puedes elegir estampados con formas geométricas que den dinamismo al salón.
  • Romántico: en este caso, céntrate en los detalles. Los tapizados de las sillas, una mesa lacada en blanco, una lámpara de araña con cristales o láminas con motivos románticos como pájaros o plantas harán de tu comedor en gris y blanco un espacio muy femenino y delicado.

LAS POSIBILIDADES DEL COLOR GRIS

En decoración nada es blanco o negro, son los matices los que crean la personalidad y la diferencia en un espacio. Si colocas un sofá de un tono gris claro tendrás libertad para poner cojines o mantas de diferentes colores sin miedo a equivocarte y harás tu salón más acogedor. Para conseguir un espacio que inspire relajación, pinta las paredes de gris y reserva una de ellas para pintarla de un par de tonos más oscuro, ¡marcará la diferencia en tu comedor en gris y blanco!

Inscríbete en el club de compras de Westwing y encuentra todo lo que necesitas para decorar tu comedor en gris y blanco.