Comedor juvenil

Comedor juvenil

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Comedor juvenil:la guía Westwing

Ser joven no es solo un número en el carnet de identidad, sino que denota un estilo de vida enérgico y desenfadado en lo que lo nuevo e innovador siempre tiene cabida. Un comedor juvenil es perfecto para traernos un aire de frescura a nuestro día a día.

En Westwing nos encanta el efecto positivo que puede tener un comedor juvenil en tu casa y en tu vida. Por ello, en nuestras campañas ofrecemos productos ideales para equipar tu comedor juvenil, tales como mesas de comedor juveniles, posters y láminas para decorar las paredes y muchas más ideas Do It Yourself.

COMEDOR JUVENIL: UN AIRE INDUSTRIAL

Uno de los estilos que mejor se adapta a un comedor juvenil es sin duda el industrial. Este estilo de decoración tiene su origen en espaciosos lofts ocupados por artistas en antiguas instalaciones industriales de grandes ciudades como Berlín o Nueva York. Por eso, podemos afirmar que el estilo industrial siempre se quedará en los veintitantos.

Para conseguir un comedor juvenil industrial perfecto, no tenemos que buscarnos una fábrica abandonada, sino que es muy sencillo de realizar con unas cuantas ideas. En primer lugar está la mesa del comedor juvenil. Si la preferimos en madera, nos decantaremos por una mesa de comedor amplia de madera poco tallada que presente imperfecciones en la madera. Si por el contrario queremos un acabado más brillante, nada como una mesa de comedor juvenil de aluminio o acero.

COMEDOR JUVENIL: ATRÉVETE CON EL DIY

Las manualidades o el Do It Yourself son toda una moda en los últimos días y cada vez adquieren más importancia en el mundo de la decoración. Un comedor juvenil se caracteriza sin duda por ser un espacio dinámico en el que la creatividad ocupa un lugar muy importante. A primera vista puede parecer complicado estrenarse con el DIY, pero hay ideas realmente sencillas como las siguientes.

  • Cajas de fruta: si bien un comedor juvenil no necesita ser un espacio recargado, nunca está de mal un poco de decoración. Con unas cajas de fruta antiguas de madera podemos instalar una pequeña estantería sobre la que podemos guardar una gran variedad de artículos como la vajilla o floreros.
  • Decora tu propia vajilla: en un dormitorio juvenil tampoco puede faltar un toque personal con la firma de su dueño. Para ello solamente tenemos que hacernos con un juego de rotuladores para cristal o cerámica y dejar libre al Picasso que todos llevamos dentro.

¡Busca ideas de decoración en la guía Westwing!