Ojalá fuese cierta la célebre cita de Calderón de la Barca, toda la vida es un sueño y los sueños, sueños son, también cantada por el grupo de pop La Oreja de Van Gogh. Los sueños son el mayor tesoro que podemos tener ya que son el único universo al cual sólo nosotros tenemos acceso y donde nuestra imaginación realmente se desata sin límites. Pero si queremos asegurar que nuestros sueños sean siempre placenteros no podemos renunciar a un atrapasueños. En Westwing siempre nos han fascinado los elementos místicos y mágicos de otras culturas de todo el mundo y pensamos que una sociedad no puede sino enriquecerse cuando se combinan todos distintos elementos culturales. Los atrapasueños son característicos de culturas indígenas norteamericanas y por ello son un elemento decorativo muy valorado por los estilos étnicos y boho. Para completar la decoración de nuestro dormitorio en estos estilos podemos añadir velas o un tapiz con motivos indios.

Si le fascinan las culturas étnicas con un aura de misterio y magia como los nativos americanos y además disfruta con las manualidades un atrapasueños casero es una muy buena idea, ya sea para realizar solo o con nuestros seres queridos.

DULCES SUEÑOS CON UN ATRAPASUEÑOS

Los atrapasueños llevan protegiéndonos de las pesadillas y malos sueños desde hace largo tiempo ya. Si bien no fue hasta la década de 1960 cuando alcanzaron su fama internacional, ya se usaban en la cultura india norteamericana de los ojibwa. Esta cultura nativo americana era de la creencia que si se colocaba un atrapasueños justo encima de la persona que dormía, al lado de la ventana, la telaraña del atrapasueños solamente dejaría pasar los sueños agradables atrapando las pesadillas y no permitiendo que llegasen al durmiente.

Cuenta la leyenda sobre el origen de los atrapasueños que hace mucho tiempo en la cultura ojibwa había una mujer araña que protegía a los niños y bebés de los malos sueños, pero cuando la cultura se fue extendiendo, ya no le era posible a la mujer araña proteger a todos los niños ojibwa, por lo que las madres comenzaron a tejer telarañas mágicas que seguían protegiendo a sus pequeños de los malos sueños.

ATRAPASUEÑOS CASERO

Los atrapasueños los podemos encontrar en muchos mercadillos callejeros, así como en tiendas especializadas en productos étnicos y decorativos. Si bien no suelen tener un precio elevado, si nos gustan las manualidades y los Do it yourself, siempre es una buena idea realizar el atrapasueños nosotros mismos, porque así, además de decorar le tendremos un cariño especial.

En primer lugar debemos reunir todos los materiales necesarios para nuestro atrapasueños, es decir, un aro de madera para la forma, hilo negro, hilo de los colores escogidos para la telaraña y unas tijeras. Una vez hemos reunido todos los materiales solo tenemos que ponernos manos a la obra. Antes de todo, tenemos que enrollar el aro de madera con el hilo negro, dejando al final unos centímetros de hilo para que cuelgue y poder colgar luego las plumas.

Luego, cogemos el hilo de colores para telaraña y hacemos un nudo en un punto del aro. Con el mismo hilo seguimos haciendo puntos a una distancia de tres o cuatro centímetros de ellos para tener la primera fila de la telaraña que será la base. Cuando hemos terminado con la base, cortamos otro trozo de hilo para realizar el segundo nivel de la telaraña y así sucesivamente con los distintos niveles hasta que llegamos al centro donde tendremos que hacer un nudo para que no se nos salga el hilo.

¡Ya está nuestro atrapasueños hecho! Ya solamente tenemos que colgar las plumas que deseemos o distintos abalorios como piedras o perlas para darle un toque más chic a nuestro atrapasueños.

Estas ventas empiezan hoy

Próximas campañas