Cómodas pintadas

Cómodas pintadas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cómodas pintadas:la guía Westwing

Una de las mayores ventajas que tiene la decoración es su poder y capacidad de transformar y crear nuevos artículos a través de piezas viejas. Un simple paseo por un mercadillo de antigüedades o una visita a la casa de nuestros abuelos pueden ser fantásticas oportunidades para descubrir nuestro nuevo mueble favorito.

En Westwing nos encanta renovar muebles antiguos y darles una segunda oportunidad, por ello te proponemos ideas como las cómodas pintadas. Así podrás rescatar la vieja cómoda de tu abuela y hacer de ella un artículo digno de nuestras mejores campañas. Solo en Westwing encontrarás las mejores ideas de decoración vintage y Shabby Chic.

CÓMODAS PINTADAS: UNA TAREA DE LO MÁS ENTRETENIDA

Los más manitas no necesitarán ni la más mínima explicación, pero muchos de nosotros no nos hemos atrevido todavía a dar el salto al mundo del bricolaje. Una vez descubrimos lo sencillo y entretenido que resulta renovar muebles como las cómodas pintadas, no veremos el momento de empezar a salvar otra antigua reliquia y es que solo tendremos que seguir unos sencillos pasos.

  • En primer lugar tienes que quitar las capas de pintura originales. Para que las cómodas pintadas luzcan tal y como tú quieres, debes asegurarte que no quedan restos de la pintura y del barniz antiguo. La manera más sencilla es retirar las capas con ayuda de una lija manual o eléctrica.
  • Luego, daremos una primera capa de pintura que servirá para sellar todos los poros e imperfecciones que aparecen en la madera. Así ya tendremos la superficie completamente lisa.
  • Por último, solo tendremos que darle una capa de pintura teniendo en mente siempre el resultado final. Es el momento de crear los distintos efectos que deseemos en la cómodas pintadas, ya sea envejecido, de brillo, etc.

CÓMODAS PINTADAS PARA CADA ESTILO

Lo ideal de las cómodas pintadas es que se adaptan al estilo que nosotros decidamos. Al darle un nuevo aspecto al mueble, podemos hacer que encaje a la perfección con el resto de nuestra decoración.

Si nos fascinan los locos años 60, podemos pintar cada cajón de un color, usando siempre colores de la paleta pastel. Si por el contrario preferimos los espacios más amplios y luminosos, unas cómodas pintadas en blanco o gris darán una gran sensación de amplitud a la habitación.

Si te ha gustado este tutorial para cómodas pintadas, regístrate ahora en Westwing y accede a la mayor gama de artículos para el dormitorio.