Cómodas restauradas

Cómodas restauradas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cómodas restauradas:la guía Westwing

Hay muebles que pasan de generación en generación y que conservan la esencia familiar y toda una vida llena de anécdotas. Las cómodas restauradas son piezas elegantes y prácticas que no pasan desapercibidas.

Descubre las cómodas restauradas con las que siempre has soñado en Westwing. Regístrate en nuestro club de compras y descubre una guía de decoración completa con la que aprenderás a sacar partido a tu casa.

Cómodas restauradas llenas de vida.

Tienen desgastes, señales e incluso algún golpe. Están marcadas por las historias de los que un día la tuvieron y, sobre todo, están llenas de vida. Las cómodas restauradas son el tipo de mueble que a todos nos gusta tener. Suelen ser de madera y con rasgos tradicionales. Estilos como el provenzal o el isabelino son los protagonistas. Las cómodas restauradas dan mucha elegancia y buen gusto a la habitación donde las coloquemos.

Y, por tanto, intentaremos que el resto de la ambientación acompañe. Una cómoda restaurada quedará genial en una habitación de estilo romántico. Si el color es oscuro, procuraremos dar luminosidad con los complementos. Cortinas blancas vaporosas y ropa de cama en tonos claros ayudarán a crear ambiente. Otro tipo de estilo en los que las cómodas restauradas se sienten como en casa es el tradicional. Grandes piezas talladas y con muchos detalles que nos harán sentir como en un palacio.

Cómo sacar partido a cómodas restauradas.

Si algo tienen las cómodas restauradas es que podemos darle nuestra propia personalidad. Un DIY, en este caso, es una de las opciones con la que seguro acertaremos y ¡la más divertida!. Y, de entre todos los estilos, si hay alguno en el que las cómodas restauradas encajan más que a la perfección, ese es el vintage. Los desgastados y las diferentes capas de colores le dan una apariencia informal que, a veces, contrasta con el carácter tradicional del propio mueble.

Puedes restaurar una cómoda de manera sencilla. Lijarla por completo y pintarla en algún color que combine con el resto de la habitación es la forma fácil. Pero hay algunos trucos que no te querrás perder si quieres conseguir cómodas restauradas originales:

  • Pinta la pieza en beis y decora los cajones con finos dibujos florales. ¡Saca el artista que llevas dentro!
  • Pinta una cómoda de color blanco, desgástala y luego usa un spray plateado y con algo de purpurina para darle un toque ¡chic vintage!