Congeladores

Congeladores

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Congeladores:la guía Westwing

Los congeladores son esenciales en nuestra vida, nos permiten mantener la comida es buenas condiciones, ¿qué pasa si vemos que caduca la carne que compramos hace unos días? No pasa nada, ¡para eso están los congeladores! La metemos en el nuestro, ¡y no se pondrá mala!

Si eres de los que cocina por dos, no te preocupes, los congeladores te permiten guardar la comida que te sobra, y lo mejor de todo, ¡mantenerla igual de deliciosa y lista para otro día! Elige uno bonito, ¡y además de funcional quedará súper bien en tu cocina!

Congeladores: ¿cuáles son los mejores?

Hay muchos congeladores, pero sin duda, el que va incorporado a tu nevera es la versión más popular y básica. Normalmente, este tipo es como un compartimento que está justo encima de tu frigorífico y puedes poner productos que necesitan estar congelados como pizzas, palitos de pescado, o filetes de ternera que necesitas guardar para más adelante.

Otro de los congeladores más populares, son los congeladores que van incorporados a la nevera pero están debajo de esta: normalmente tienen varios cajones en los que puedes guardar tu comida. Pero si sois familia numerosa o te gusta estar provisto de comida, ¡como buen chef!, lo mejor es que optes por congeladores independientes, estos tienen un tamaño mucho más grande y, por tanto, tienen capacidad para almacenar mucha más comida, ¡siempre tendrás comida congelada para cuando la necesites! Si eres de los que no le gusta cocinar, puedes preparar tu comida el fin de semana para toda la semana, ¡tendrás sitio de sobra para congelarla si tienes uno de estos congeladores independientes! Otra idea, es comprar una nevera con un congelador pequeño integrado, y poner congeladores independientes en tu sótano para guardar todas tus provisiones.

Eso sí, nunca olvides que debes descongelar los congeladores cuando te vayas de vacaciones si no quieres que coja olores. Si el tuyo cuenta con el nuevo dispositivo no-frost, no hará falta que lo hagas. Además de esto, estos congeladores que cuentan con la última tecnología ahorran energía. Respecto al diseño, hay muchos tamaños y formas, los más populares son los congeladores de acero inoxidable pero si no quieres estar limpiando cada dos por tres y no eres amigo de las manchas, mejor hazte con unos de lacado brillante en los que no quedan huellas cuando los abres o los cierras. Una idea de decoración: puedes comprar uno colorido para combinarlo con tus cortinas, por ejemplo.

Algunos datos sobre la eficiencia energética

Los electrodomésticos que cuentan con una mayor eficiencia energética, los de clase A++ o A+++, son buenos para el medio ambiente y para nuestro bolsillo, ¡las facturas ya no nos harán llorar! ¿Cuál es el motivo? Estos congeladores trabajan en base a la temperatura del exterior, esto permite ahorrar energía tanto si hace sol fuera como si está nevando.

Consejos para nuestros congeladores

Si ya has conseguido tus congeladores, ahora te damos unos consejos para que les saques el máximo partido, toma nota:

  1. Hierbas raras: ¿estás harta de ir al supermercado a por hierbas o productos específicos que no siempre están disponibles? Tanto si son hierbas, como si son otros productos, no te preocupes, compra, ¡y congélalos!
  2. Ingredientes que te sobran: estás cocinando y te sobra la mitad del bacon que has cortado y preparado para tu pasta, ¿lo vas a tirar? ¡Desde luego que no! No estamos para gastos, así que guárdalo en tu congelador y lo tendrás listo para la próxima vez que lo necesites, ¡unos minutos en el microondas y ya está!
  3. ¿Estás cansado de llegar a casa, no tener nada que comer y tener que cocinar? No siempre podemos permitirnos comprar comida rápida, así que, ¿por qué no cocinar los fines de semana o los días que nos apetezca y congelar para otros días? ¡Más fácil imposible! Prepara unas lentejas o una fabada, y congélala para llevártela a la oficina y comer comida casera y sana fuera de casa.
  4. Carne exquisita y embutidos ibéricos: ¿estás cansada de comprar comida de buena calidad y que te salga cara? Puedes comprar en grandes cantidades, ¡siempre es más barato! Congela la parte de comida que no quieras, y la tendrás disponible cuando quieras y tan sabrosa como el primer día.

 

Próximas campañas