Copa de martini

Copa de martini

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Copa de martini:la guía Westwing

Uno de los momentos más agradables del día es cuando por fin podemos sentarnos en el sofá tras una dura jornada de trabajo. Si además ponemos algo de música relajante, usamos una luz tenue y nos damos el capricho de una copa de martini, conseguiremos desconectar totalmente y olvidarnos del estrés. Por si fuera poco, si tenemos la suerte de contar con un jardín o terraza, podremos hacerlo bajo la luz de las estrellas.

En Westwing nos encanta tomarnos una copa de martini tranquilamente, pero también organizar fiestas chic en las que ofrecer cócteles a nuestros invitados al más puro estilo de una película de Audrey Hepburn. En nuestra tienda online podrás encontrar cocteleras, vasos, abrebotellas, reproductores de música e ideas de decoración para que tu fiesta sea memorable.

UN CÓCTEL SOFISTICADO

El martini es uno de los cócteles más legendarios y famosos en la historia de la coctelería: desde el cantante Dean Martin hasta el espía más famoso del mundo pasando por Samantha Jones en Sexo en Nueva York, una copa de martini siempre se ha asociado con la sofisticación y la elegancia; además, es una bebida muy indicada para comenzar una velada, ya sea una cena romántica o una reunión de amigos en el bar más glamuroso de la ciudad.

Su origen es un tanto incierto: algunos dicen que se remonta a Holanda en el siglo XVI, otros defienden que es un combinado proceden de Reino Unido y ciertas leyendas otorgan su paternidad a distintos barman estadounidenses. Aunque solemos hablar del martini como un cóctel más o menos invariable, lo cierto es que existen decenas de versiones: con ginebra, vodka, whiskey, tequila, con aceituna, con granos de café, con cebollitas…

DISEÑO Y CUIDADO DE LA COPA DE MARTINI

Antes de servir el martini, tenemos que enfriar las copas: para ello, enjuagamos las copas de martini y, sin secarlas, las metemos en el congelador durante unos 10 o 15 minutos. La copa de martini tiene forma triangular y está diseñada para mantener fría la bebida el máximo tiempo posible: el pie alto hace que el cáliz esté lejos de nuestra mano y la capacidad no es muy grande, por lo que no se calienta tan rápidamente. Además, el diseño es muy ergonómico y la boca es lo suficientemente ancha para poder añadir decoraciones a la copa.

Las copas de martini suelen estar fabricadas en cristal o vidrio: se trata de materiales que no transmiten olores ni sabores, pero son muy frágiles. Por eso, tenemos que ser muy cuidadosos para que nuestra cristalería de cóctel nos dure mucho tiempo:

  • Para lavar las copas de martini, debemos utilizar agua tibia y detergentes que no sean muy fuertes. Es preferible evitar usar el lavavajillas, ya que incluso los programas más delicados puede rayar las copas.
  • Debemos secar las copas de martini con trapos o paños que no suelten pelusas, ya que estas se adhieren muy fácilmente.
  • Para guardar las copas de martini, las pondremos boca abajo sobre un paño y procurando que no se toquen.
  • El lugar ideal para tenerlas a buen recaudo es un armario; si vamos a dejarlas en una estantería, hay que procurar que esté situada en un rincón de la casa donde no se acumule mucho el polvo.

¡Atrévete a preparar tus propios martinis y sorprende a tus invitados!

Próximas campañas