Crema de ducha

Crema de ducha

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Crema de ducha:la guía Westwing

Las cremas de ducha son parte del ritual obligado para el cuidado personal de la piel. En tan sólo unos minutos puedes aplicarte tu crema de ducha habitual y nutrir la piel. ¿Quién dijo que cuidarse no fuera fácil? Sin duda, las cremas de ducha son un gran invento y hacen que el proceso de higiene diaria sea un verdadero placer.

Las cremas de ducha son muy sencillas de usar y son asimismo la perfecta solución para hidratar y nutrir la piel. Utilizamos la crema de ducha bajo el agua, por lo que es muy cómoda de usar mientras nos aseamos. Si quieres completar tu ritual, puedes incorporar crema hidratante o sales de baño a tu momento de cuidado y limpieza personal. ¡Porque cuidarse puede ser un placer!


¿POR QUÉ USAR CREMA DE DUCHA?

Lunes por la mañana. Te estás preparando para ir al trabajo y, como cada mañana, lo primero que haces es tomarte una ducha. Y cuando estás perfectamente seco, te pasas una crema hidratante. Sin embargo, este último paso te quita mucho tiempo. ¡Las cremas de ducha son la solución! Dejan la piel tan suave que no necesitamos usar ninguna otra crema después del lavado. ¡Imagínate el tiempo que te ahorras! Simplemente aplícate la crema de ducha por todo el cuerpo como si se tratara de un jabón normal y después, enjuágate. Cuando te seques con la toalla, no tendrás que esperar para vestirte ni terminar de arreglarte. El resultado es una piel espléndida, hidratada y humectante en menos tiempo del que te imaginas.

Las cremas de ducha también tienen aroma. Igual que si se tratase de un perfume de uso diario, podemos elegir la fragancia que queremos para nuestra crema de ducha. Además, el aroma de las cremas de ducha es más fuerte y duradero que los jabones comunes.

Las cremas de ducha vienen en diferentes formatos al igual que las podemos encontrar para distintos tipos de pieles: seca, grasa, sensible… Identifica qué tipo te piel tienes y te será más sencillo elegir una crema de ducha.

Ya no tienes excusa para no hidratarte la piel. Con las cremas de ducha, esta actividad resulta muy sencilla y rápida. ¡Dale a tu piel la suavidad que se merece!

Próximas campañas