¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Crepera:la guía Westwing

Cada vez están más de moda las recetas y platos provenientes de otros países: cercanos a nosotros, como la pannacotta o el tiramisú, y platos de regiones más lejanas como el sushi o los burritos.  Nosotros esta vez nos decantamos más por el dulce y te presentamos la crepera, una máquina que nos sirve para hacer crepes sin tener que salir de casa.

En Westwing somos amantes de las crepes, tanto dulces como saladas, de la crepe suzette siguiendo el estilo francés o con todo tipo de embutidos y quesos. Además, si contamos con una crepera en casa podemos sorprender a nuestros invitados con un dulce casero o incluir las crepes dulces o saladas en el menú de la fiesta de cumpleaños de nuestros hijos. En nuestra tienda online también podrás encontrar utensilios para cupcakes y pies de tarta en los que exponer tus creaciones más golosas.

¿Qué es una crepera?

Probablemente la gran mayoría de nosotros haya probado una crepe en algún puesto de la calle y piense que al hablar de una crepera nos estemos refiriendo a ese producto tan aparatoso y enorme donde se echa la masa de las crepes. Nada más lejos de la realidad: una crepera es un producto similar a los de los puestos pero con un tamaño más adecuado para que no ocupe todo el espacio de nuestra cocina.

Algunos podrán pensar que se pueden hacer crepes en la sartén sin necesidad de adquirir una crepera; sin embargo, este producto nos ofrece la posibilidad de regular el calor de la superficie de la crepera y también resulta más fácil darle la vuelta a nuestras crepes.

Crepera

Tipos de crepera

Entre los distintos tipos de crepera podemos diferenciar entre la crepera de gas y la crepera eléctrica. A continuación te explicamos con detalle las características de las creperas:

  • Crepera de gas: como su nombre indica, este tipo de crepera funciona con bombonas de gas. La crepera de gas se calienta a una velocidad muy rápida y es la que se suele utilizar en restaurantes.
  • Crepera eléctrica: este tipo de crepera se debe conectar a la corriente para que funcione. El único impedimento de esta crepera es que tarda un poco en calentar la superficie, sin embargo, es un sistema más cómodo ya que podemos desconectarla y guardarla en un armario de la cocina una vez hayamos acabado de usarla, para que no nos ocupe espacio en la encimera.

Cómo preparar una crepe suzette

Si queremos elaborar la crepe francesa clásica, tendremos que aprender a hacer una crepe suzette. Para ello, además de nuestra crepera, necesitamos conocer la salsas con la que se rellena la crepe: la beurre suzette es una mezcla de mantequilla, azúcar, zumo de mandarina o naranja y triple seco de naranja.

Descubre las mil y una posibilidades que te ofrece una crepera, uno de los accesorios indispensables para tu cocina, y dale rienda suelta a tu imaginación para crear combinaciones de sabores tanto dulces como salados.