Cristal

Cristal

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cristal:la guía Westwing

Los trabajadores del vidrio son como alquimistas que usan el fuego para dar forma a uno de los materiales más apreciados en decoración. El cristal puede cambiar por completo la atmósfera de una habitación, separando ambientes o filtrando la luz en diferentes colores.

El cristal aumenta la luminosidad en habitaciones pequeñas. Si quieres saber de qué manera convertir los cristales de las ventanas en elementos decorativos o cómo crear los efectos más sorprendentes con elementos de vidrio, regístrate en Westwing.

Las variaciones del cristal

Existe una variedad de cristal para cada estilo de decoración. Si buscas ambientes rústicos, los adornos de vidrio soplado mate te ayudarán a conseguirlos. Si prefieres un estilo industrial, el vidrio de pavés es el que buscas, capaz de separar ambientes en una misma habitación y de crear juegos de luz gracias a los múltiples colores en que se fabrica. Las cortinas de cuentas de cristal son otra gran opción para dividir cuartos o zonas de paso sin perder ni un ápice de luz. El cristal es tan versátil que resulta difícil encontrar un estilo decorativo que prescinda de él. Los defensores del Bauhaus usaban vidrio, metal y madera para dar vida a sus creaciones más innovadoras y tú puedes aplicar sus líneas duras para introducir un contraste de vanguardia en una habitación de estilo clásico. Las lámparas de cristal han evolucionado tanto como para pasar de estar compuestas por centenares de lágrimas de cristal a parecer esculturas en las que las placas de vidrio mezclan colores y texturas con otros materiales.

El cristal que te rodea

Si echas un vistazo rápido a tu casa, verás varias superficies de cristal susceptibles de decoración en las que nunca habías pensado.

  • Ventanas: los cristales de las ventanas te ofrecen una oportunidad única para dar un aspecto distinto a una habitación. Si quieres prescindir de las cortinas, pero no de la intimidad, aplica vinilos adhesivos translúcidos. Algunos imitan vidrieras antiguas de colores. Filtran la luz y te darán esos diez centímetros extra que te quitaba la tela de las cortinas.
  • Vitrinas: Muchos muebles de salón cuentan con una vitrina en la que se suele colocar cristalería. Cristal sobre cristal. Coloca unas luces en el interior de la vitrina. Cuando las enciendas, los destellos de las copas y os vasos llamarán la atención y multiplicarán la luz.
  • Lámparas: la mayor parte de las lámparas tienen una parte de cristal. Si te cansan las lámparas de siempre pero quieres conservar la estructura metálica vintage tan de tendencia, cambia las tulipas. Prueba con formas geométricas en lugar de las redondeadas para un efecto aún más dramático.
  • Mamparas de baño: cámbialas por pavés u ocúltalas tras un muro de este material. Escoge colores que vayan con la decoración del aseo y tendrás un cuarto de baño completamente nuevo sin necesidad de reforma.

Estas son solo algunas de las cosas que se pueden hacer con cristal. Si disfrutas con los pequeños detalles, puedes personalizar tus vasos con cuentas de cristal, por ejemplo. Regístrate en Westwing y sigue divirtiéndote con los mejores consejos de decoración.

Próximas campañas