Cubre radiador

Cubre radiador

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cubre radiador:la guía Westwing

Una vez que los pájaros comienzan a migrar a tierras del sur, los árboles se tornan en colores ocres y rojizos hasta paulatinamente perder su follaje y las cumbres de las montañas se van espolvoreando de blanco, podemos afirmar que ha llegado el invierno. El invierno ya no es la estación que era antes, en la que se pasaba frío en las casas, sino que gracias a avances como los radiadores hoy en día es un tiempo mucho más acogedor. Los radiadores son fundamentales para pasar el invierno en muchas zonas de nuestro país, pero en Westwing siempre estamos buscando las soluciones más prácticas para no tener que renunciar a la comodidad, pero tampoco al estilo y a la elegancia. Una solución que proponemos en Westwing son los cubre radiadores. Un cubre radiador resulta de gran ayuda para la decoración de una habitación. En materia de calefacciones también podrá encontrar en Westwing productos como chimeneas, estufas de pellets o humidificadores.

¿QUÉ NOS OFRECE UN CUBRE RADIADOR?

La utilidad de los radiadores y de las estufas en invierno es indiscutible, gracias a un cubre radiador podemos evitar esa molesta sensación de frío en algunos momentos del día, especialmente por la mañana. Lo que también es indiscutible, es que los radiadores y estufas no se caracterizan precisamente por su estética o valor para la decoración.

No obstante, hay una solución bastante práctica para evitar que los radiadores rompan con la armonía del estilo de nuestro hogar: los cubre radiadores. Los cubre radiadores son piezas de madera en su mayoría que se colocan sobre los radiadores, cubriendo los mismos, y así nuestros radiadores parecerán bonitas cómodas o muebles auxiliares gracias al cubre radiador.

¡Otra ventaja de los cubre radiadores es la superficie que creamos para colocar cosas! A menudo nos faltan espacio y muebles para dejar pequeños objetos como las llaves, el móvil o un libro y los muebles auxiliares y cómodas ocupan mucho espacio. Así que con un cubre radiador logramos una estética perfecta además de ganar espacio de muebles.

¿DE QUÉ MATERIALES DISPONEMOS?

Independientemente del material que escojamos para nuestro cubre radiador debemos tener una cosa clara, los cubre radiadores no deberían de ningún modo estar pegados a los radiadores y estufas, sino que tienen que tener un poco de separación para que el aire circule y no reduzcamos la eficiencia de nuestros radiadores. Fuera de eso los materiales más comunes para un cubre radiador suelen ser dos:

• Cubre radiadores de madera: la madera es sin duda el material más versátil para un cubre radiador. Siendo la más frecuente la madera de abedul, la madera se presta a ofrecernos una infinidad de formas y modelos que se ajustarán a cualquier estilo decorativo que sea de nuestro agrado.

• Cubre radiadores de forja: un cubre radiador de forja es un elemento indispensable para conseguir un bonito estilo romántico. Con un cubre radiador de forja crearemos un espacio acogedor junto al cual pasar un rato agradable en buena compañía.

Acabar con la imagen poco estética de los radiadores y estufas no significa tener que cambiar el sistema de calefacción por completo, con los cubre radiadores ganarás estilo y tendrás nuevos muebles.

Próximas campañas