Cuchara

Cuchara

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cuchara:la guía Westwing

Cuchillo, tenedor y cuchara. Estos son los elementos básicos de cualquier cubertería. Pero hay muchos tipos de cuchara: de diferentes tamaños, formas y diseños. Aunque no lo creas, ¡puedes encontrarlas de muchas formas! ¿Te vienes a descubrir el mundo de la cuchara?

La historia de la cuchara

CucharaLa cuchara tiene mucha historia, los utilizamos desde hace mucho tiempo: aunque antes eran muy diferentes. Las primeras fueron hechas de hueso o de madera. Pero desde ya varios siglos disfrutamos de la cuchara hecha de metal, y así es como la conocemos todos a día de hoy. Eso sí, la típica cubertería formada por cuchillo, tenedor y cuchara la conocemos desde el siglo 19.

¿Qué tipos hay?

Puedes encontrar muchos tipos de cuchara, de diferentes materiales y de diferentes formas, ¡según para lo que la vayas a utilizar!

Cuchara básica: esta es la típica cuchara que encontramos en toda cubertería. Tampoco puede faltar en cualquier cubertería las mismas cucharas pero en tamaño pequeño, ¡para tu postre!

Cuchara de sopa: esta cuchara es más redonda y amplia, lo que la hace perfecta para disfrutar de la sopa de tu puchero que has hecho con la olla a presión.

Cuchara de ensalada: este tipo de cuchara es de gran tamaño, para que las pongas en el bol, y te puedas servir tu ensalada en tu plato, ¡sin que ningún trozo de lechuga se escape!

Cuchara de madera: esta cuchara es de mango largo y la utilizamos para cocinar, ya sea para preparar nuestras sopas como para remover lo que tenemos en nuestra olla o sartén.

Materiales

Metal: la mayoría están hechas de este material debido a que son fáciles de limpiar y el material es más duradero.

Plata: todo el mundo tiene una cubertería para los momentos especiales, y normalmente suele ser de plata. Muchas veces, se heredan de generación en generación, ya que son todo un lujo.

Madera: este tipo es un clásico para cocinar y para servir nuestras ensaladas. La madera tiene la ventaja de ser un material natural, libre de contaminación, pero no son tan duraderas como el metal ni tan fáciles de limpiar.

Plástico: por lo general son de usar y tirar. En ocasiones especiales puedes utilizar estas, ya que si invitan a muchos amigos a tu parrilla de acero inoxidable luego no tendrás que limpiarlas, ¡usar y tirar! También son de plástico las de bebé, suaves, redondeadas y fáciles de limpiar.

Cómo limpiar la cuchara de plata

Este tipo es delicado, pero brillan con luz propia en las ocasiones especiales. Tienes que limpiarlas con agua corriente, si puede ser a mano. Límpialas después de su uso, sobre todo si se trata de alimentos ácidos. ¡Con solo esto, estarán perfectas!