¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Cuscusera:la guía Westwing

Salam aleikum! La gastronomía árabe es una de las cocinas más equilibradas y variadas del mundo. Cuenta con una innumerable variedad de platos tradicionales que se caracterizan por la combinación de sabores dulces y salados, el uso de especias y el empleo carnes, pollo, verduras y otros productos como son el yogur y la menta.

En Westwing nos encanta acercarnos a otras culturas a través de su cocina y su gastronomía y qué mejor manera de hacerlo que preparando un delicioso cuscús en nuestra flamante cuscusera, un recipiente que nos va a permitir cocinar un cuscús como si estuviéramos en el mismo Marruecos.

CUSCÚS Y CUSCUSERA

El cuscús es uno de los platos más conocidos de la cocina árabe. Es de origen bereber, su ingrediente principal es la sémola de trigo duro y lo podemos encontrar en todos los países del norte de África puesto que es uno de los platos principales de la dieta árabe, de hecho, la palabra cuscús en árabe se podría traducir como ‘la comida’.

Tradicionalmente el cuscús se cocinaba en recipientes de barro pero ahora ha llegado a nuestras cocinas en su versión más moderna y más práctica: una cuscusera de acero inoxidable, que se adapta mejor a nuestro uso. La cuscusera  consta de dos recipientes con forma de olla y una tapa para cubrir el guiso.

El recipiente inferior, se llama Marga, es de caña alta y bastante ancho. Está destinado al agua o el caldo donde coceremos las verduras o la carne. El recipiente superior de la cuscusera, denominado Mafaradda, tiene su base agujereada y se situará encima de la Marga. Al tener los agujeros, subirá el vapor de agua y nuestro cuscús se irá cocinando lentamente y a la forma tradicional.

CÓMO PREPARAR UN CUSCÚS DE VERDURAS

El cuscús de verduras admite casi todos los productos vegetales que quieras. Además, habrás de añadirle unos trozos de pollo o carne de cordero o ternera. Antes de comenzar a usar la cuscusera, hemos remojado la noche anterior unos garbanzos. Después, ponemos a cocer el agua en el recipiente interior de la cuscusera.

Cuando comience a hervir le añadimos una cebolla en tiras salteada, los garbanzos, unos trozos de carne de cordero, unos trozos de cebollas, zanahorias, calabacín en trozos y algunas especias para darle un toque muy especial. Las especias que pueden acompañar al cuscús pueden ser curcuma, clavo, pimienta negra y azafrán. Así se va preparando el estofado en la cuscusera. Mientras, en la parte superior de la cuscusera echamos la sémola de trigo, que si es sin precocer,  hemos dejado en remojo unos 15 minutos.

Así poco a poco, lentamente, el cuscús va impregnándose con todos los aromas del estofado. Una vez listo podremos aderezarlo con un chorretón de aceite.
Con nuestra cuscusera vamos a conseguir un cuscús exquisito con el que vamos a sorprender a familiares y amigos. Una comida diferente, equilibrada y original.

Próximas campañas