Dados

Dados

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Dados:la guía Westwing

Los juegos de mesa son un clásico para poder disfrutar de una amena tarde en familia. Dentro de los elementos que componen esta clase de pasatiempo, los dados son una metáfora de lo impredecible que son nuestras existencias, una forma metafórica en la que desafiamos al destino y dejamos que el azar sea motivo de entretenimiento.

Estos preciosos dados ejemplifican el tipo de detalles que nos apasiona en Westwing, detalles que queremos que compartas con tus familiares y amigos y que te entusiasmen tanto como a nosotros. Entérate de esta y de muchas más novedades formando parte de nuestra página, ¡regístrate en Westwing!

LA TRADICIÓN MILENARIA DE LOS DADOS

Normalmente los dados son definidos como objetos que tienen por función dar un resultado aleatorio a partir de su lanzamiento al aire. Sin embargo, cuando usamos estos magníficos objetos no tenemos en cuenta la tradición que heredamos en su uso. Y entre las muchas curiosidades que podemos apuntar de estos elementos, cabe destacar tres hechos apasionantes:

  • Los primeros dados conocidos forman parte de un juego de backgammon encontrado en un yacimiento arqueológico en el sureste de Irán, que se estima que tiene unos 5000 años de antigüedad.
  • Los griegos y los romanos prosiguieron la tradición del dado, y se sabe que eran unos grandes apasionados de su uso, como quedan patente en muchos documentos históricos disponibles. Algunos de esos dados usados por los padres de la civilización occidental son conservados en museos
  • Antiguamente eran fabricados a partir del marfil o de huesos, e incluso se han encontrado dados trucados en los que una parte estaba trucada con un peso mayor que las otras partes para poder dar el resultado deseado.

EL PAPEL DEL AZAR EN LA DECORACIÓN DE TU CASA

Muchas veces, cuando pensamos en decoración tenemos una imagen de anuncio: una casa perfectamente decorada y ordenada en la que no hay espacio para el más mínimo error. Los sofás, las mesas y las sillas tienen una disposición, y los cuadros, las estanterías y los espejos colaboran con mantener ese orden.

Dentro de los muchos objetos que podemos adquirir para decorar nuestra morada, los dados brindan el simbolismo de lo azaroso y lo impredecible dentro del oasis de armonía en que muchas veces intentamos convertir nuestras casas.

Nuestros espacios vitales no son sino el reflejo de nuestras creencias, y un exceso de control puede resultar ser nocivo y atentar contra nuestra felicidad ¡No tengas miedo de lo impredecible! Muchas veces nos empeñamos en alcanzar la perfección, y nos olvidamos de la belleza que puede llegar a tener un poco de incertidumbre y desconcierto en nuestras vidas: deja que losdados afirmen que dejas que el destino elija por ti.

Próximas campañas