Dormitorio boho

Dormitorio boho

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Dormitorio boho:la guía Westwing

Normalmente asociamos el estilo boho, también conocido como estilo bohemio, con artistas, escritores e intelectuales que no seguían las normas sociales de su época y vivían su vida de manera alternativa. Originalmente el término “bohemio” era una forma peyorativa de los franceses para llamar a los gitanos, ya que se creía que procedían de la región centroeuropea de Bohemia. Con el paso del tiempo este estilo fue recibiendo influencias del estilo hippy y en 2005 se reinventó como boho chic de la mano de Sienna Miller. Otras muchas celebrities como Nicole Richie o Rachel Zoe también son asiduas de esta tendencia. En Westwing llevamos el estilo boho al dormitorio mezclando elementos hippies con accesorios modernos y pequeños detalles traídos de distintas partes del mundo, que le dan a nuestra habitación un aire exótico y original que caracteriza a este estilo. Espejos decorativos de metal, cojines con estampados étnicos, puffs de cuero y velas aromáticas con esencias hacen de nuestro dormitorio un santuario de confort e inspiración.

Colores y texturas boho

Para decorar nuestro dormitorio en estilo boho debemos olvidarnos de la máxima “menos es más”. Un dormitorio boho tiene que ser una habitación llena de colores vivos como el granate de las granadas, el naranja de las puestas de sol, el marrón de la tierra, el ocre de la arena, el morado de las violetas y el verde de la hierba. Todo tipo de texturas están aceptadas en el dormitorio, pero sobre todo las de telas cómodas y textiles envolventes como el terciopelo, la lana y el algodón. Las cortinas, las colchas, los cojines… todos ellos crean en el dormitorio un ambiente que nos invita a un mundo de sueños donde sentirnos transportados a países lejanos con sus aromas y sus colores.

Elementos boho para el dormitorioDormitorio boho

Por lo que respecta a la decoración de nuestro dormitorio, tenemos que tener en cuenta pequeños detalles, que en su conjunto combinan en perfecta armonía los unos con los otros, aunque a primera vista parezca lo contrario. Un dormitorio boho tiene que ser el escaparate de un espíritu viajero, de un alma nómada que viaja sin rumbo fijo en busca de nuevas historias que contar.

Farolillos de metal con inspiración marroquí, velas aromáticas, olor a incienso en la habitación, espejos decorativos colgando de las paredes, una cama llena de cojines con diferentes estampados y colores, mantas abrigadas y confortables, tapices y telas tie dye, recuerdos de viajes exóticos… son piezas fundamentales para conseguir el perfecto dormitorio boho.

Coge un globo terráqueo, cierra los ojos, hazlo girar y toca con el dedo un punto al azar: ese es tu próximo destino o tu nueva fuente de inspiración. ¡Descubre los secretos de cada rincón del mundo de la mano de Westwing y del estilo boho!

Próximas campañas