Edredones blancos

Edredones blancos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Edredones blancos:la guía Westwing

El blanco es pureza, luz, relax, tranquilidad, elegancia... Los complementos blancos son la mejor elección para conseguir espacios abiertos y luminosos. Por eso los edredones blancos son perfectos para conseguir dar estilo a nuestro dormitorio.

Si quieres descubrir ideas de vanguardia y consejos para conseguir una decoración única, ¡regístrate en Westwing y disfruta de nuestra guía de estilo!

Edredones blancos: el encanto naif

Tradicionalmente, el color blanco ha significado pureza, así que para las decoraciones que requieren este aire inocente se suele optar por edredones blancos. Son perfectos para estilos vintage, shabby chic y contemporáneo. Y también para crear sensaciones de relax en ambientes bohemios y zen.

Su principal ventaja es que, aunque sean ideales para ciertos estilos, combinan con todo. Solo hay que elegir los complementos y accesorios adecuados. En definitiva, los edredones blancos son la opción perfecta para un sinfín de estilos y ambientes.

Cómo combinar edredones blancos

Los edredones blancos requieren de mucho gusto a la hora de darles el toque final. En habitaciones con paredes de color o papel pintado, elegiremos cojines que combinen con este color, o que incluso lleven el mismo estampado que el papel. Podemos añadir también una manta en esa misma paleta de color a los pies de la cama. Harán contraste y crearán una sensación de armonía muy agradable. Solo en decoraciones tipo zen o si se trata de una casa minimalista, pondremos también los cojines blancos. Sin duda, los edredones blancos dan mucho juego y para sacarles el mayor partido posible, te ofrecemos algunos consejos de decoración:

  • Personaliza tu edredón. Crea tu propio diseño, algo sencillo, quizá un par de palabras con significado especial o algún mensaje positivo. Bórdalas en tu edredón, cerca de la parte superior y tendrás una pieza única y original de la que disfrutarás cada día al irte a dormir.
  • Si tienes una habitación en la casa de campo, por ejemplo, con varias camas y edredones blancos, puedes ponerles cojines que vayan haciendo una degradación cromática, por ejemplo, cojines blancos en una, celestes en la siguiente y azules en la última. El efecto es muy simpático.
  • Otra de las ventajas de los edredones blancos es que basta con cambiar sus complementos para conseguir dar otro aire a la habitación. Elige cojines y manta de un color totalmente diferente al que tenías y ¡voilá! un nuevo ambiente.

Descubre en Westwing las mejores sugerencias y propuestas para tu dormitorio. Regístrate y dejate inspirar por los expertos en decoración y home&living.

Próximas campañas