El portal de Belén

El portal de Belén

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

El portal de Belén:la guía Westwing

El árbol de Navidad y el portal de Belén son los dos imprescindibles de la decoración navideña de cualquier casa. ¿Tienes ya todo listo para decorarlos? La decoración de estos clásicos de la Navidad suele ser muy tradicional y las variaciones en los estilos no acostumbran ser muy arriesgadas. Sin embargo, ¡nunca es tarde para dar un toque original al portal de Belén!

El portal de Belén de tu casa debe contar con elementos esenciales, muy representativos de la Navidad, como María, José y el niño Jesús, pero esto no quiere decir que no puedas dar un aire original o poco convencional a tu belén. ¿Quieres saber más sobre el portal de Belén? ¡Sigue leyendo!

EL PORTAL DE BELÉN MÁS CLÁSICO

Cenefas brillantes, purpurina, nieve artificial… todos los espacios se visten de Navidad y hasta el rincón más pequeño se contagia con el espíritu navideño. El portal de Belén, sin embargo, tiene un lugar especial reservado en nuestra casa, ya que es el centro de toda decoración navideña.

En Westwing te mostramos como puedes tener un portal de Belén de lo más tradicional y decorativo pero, a la vez, con un toque único y muy personal. ¿Cómo? Te damos una pista: DIY. Una vez más, las manualidades se convierten en la mejor técnica para crear con estilo propio. Aquí van algunas versiones del portal de Belén:

  • El portal de Belén tradicional: el que encontramos en cualquier casa. El portal de Belén tradicional está hecho de materiales como la arcilla o la cerámica, y cuenta con las figuritas más típicas de la Navidad: María, José, Jesús y la mula y el buey. Para dar un toque más auténtico, decora el pesebre con ramitas naturales, paja y tierra para el suelo.
  • De cartón: la versión más sencilla del portal de Belén es de cartón. Para pasar una perfecta tarde de manualidades, invita a los más pequeños a crear su propio portal de Belén con cartones, lanas de colores, rotuladores para los detalles… ¡y cualquier material que te guste!
  • De galleta: ¡Sí, de galleta! Te advertimos de que, posiblemente, luego no querrás comértelo, pero el proceso de creación de tu portal de Belén de galleta será muy divertido. Moldea galletas con las formas de las figuritas que vas a necesitar y decóralas con pinturas especiales para alimentos.

UN AMBIENTE DE LO MÁS NAVIDEÑO

En cuestión de decoración navideña, ¡no te cortes! Coloca adornos y motivos propios de esta época por toda la casa para hacerla más cercana y acogedora. Tienes lista la decoración, el portal de Belén, el árbol… pero, ¿falta algo? ¡Los villancicos! Enciende tu reproductor de música con un volumen bajo, a modo de música de ambiente para dar el punto entrañable a tu decoración.

Inscríbete en el club de compras de Westwing para acceder a todos los productos y las mejores propuestas navideñas.