Espejo de aumento

Espejo de aumento

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Espejo de aumento:la guía Westwing

Seguro que estás cansada de maquillarte y no poder hacerlo como es debido. Para que esta situación no se vuelva a repetir, necesitas un espejo de aumento que te permita ver todas las imperfecciones estupendamente. Puedes uno en el cuarto de baño, y otro en el pasillo, ¡así podrás mirarte como toca antes de salir de casa!

¿Por qué necesitas un espejo de aumento?

Espejo de aumentoLa mayoría de espejos se pueden personalizar de forma fácil, puedes ponerlo en la pared con unos tornillos para tenerlos siempre ahí cuando los necesites. Incluso puedes poner espejos que se puedan mover, espejos movibles, para ponerlos allá donde necesites verte. Espejos que puedes girar y mover con precisión. Pero si además de poderlo mover, es un espejo de aumento: no habrá grano o manchita que no detectes, ¡todo bien visible para que puedes taparlo con cremas y maquillaje! Es por este motivo, por el que necesitas un espejo de aumento.

Al colocar el espejo de aumento debes asegurarte de que esté a la altura que necesitas, para que así te puedas arreglar cómodamente. Lo mejor de los espejos de aumento es que la mayoría están equipados con dos superficies de espejo diferentes: por un lado, un espejo normal, y por otro lado, el espejo de aumento, por lo que no se te escapará ningún detalle con tu espejo de aumento y al final de tu sesión de peluquería o maquillaje podrás ver el resultado final con el espejo normal.

Espejo de aumento con luz

Los espejos de aumento con luz son todavía mejores: podrás verte a la perfección, ¡nada quedará fuera del alcance de tu vista! Normalmente la luz suele estar integrada en el espejo, por lo que podrás identificar las luces y sombras de tu rostro. Ideal para maquillarte perfectamente y quitarte todos esos pelitos que no quieres, ¡ya no hará falta que vayas a la esteticista cada dos por tres!

Espejo de bolsillo

El cuarto de baño es el lugar por excelencia para tu espejo de aumento, pero si quieres mirarte de vez en cuando determinadas zonas de la cara, un espejo de bolsillo te vendrá de perlas. Echa un vistazo de vez en cuando a tu pelo, y asegúrate de que esté como toca y de paso de que aún llevas pintalabios puesto. Estos espejos de bolsillo, como es lógico, son de tamaño pequeño, por lo que son muy prácticos y podrás llevarlos en el bolso o en la mochila. O como dice su nombre, en el bolsillo: ¡si se te corre el rímel podrás solucionarlo enseguida!

Si quieres estar guapa, perfecta y divina a todas horas, necesitas un espejo de aumento, no habrá pelo o mancha que se te resista y, y tu maquillaje estará siempre donde tiene que estar.