Espejos clásicos

Espejos clásicos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Espejos clásicos:la guía Westwing

Para crear rincones con encanto, iluminar un espacio demasiado oscuro o dar amplitud a cualquiera de tus habitaciones, los espejos son un elemento imprescindible que no puede faltar en la decoración de tu casa. Los espejos clásicos son perfectos para vestir tanto las paredes del salón como las del baño, ¿quieres descubrir más sobre estos versátiles espejos?

Crea una decoración de lo más personal con unos espejos clásicos que aporten elegancia y estilo propio a tu casa. En dormitorios infantiles, un salón de lo más elegante o una entrada diferente que sorprenda a tus invitados, descubre cómo decorar con un estilo actual de matices clásicos gracias a estos espejos. ¡Sigue leyendo!

UNA PARED DIFERENTE CON ESPEJOS CLÁSICOS

Puedes encontrar una gran variedad de modelos de espejos clásicos, desde estilos inspirados en el arte barroco hasta marcos sencillos con infinidad de posibilidades decorativas, ¿cómo encontrar los tuyos? Para que la decoración de tu casa luzca fresca y ligera, opta por no recargar demasiado el espacio y planifica hasta el detalle más pequeño. Fíjate en estas ideas e inspírate con las posibilidades que te ofrecen los espejos clásicos:

  • Un comedor elegante y sofisticado: consigue un comedor de lujo con unos espejos clásicos tallados en colores metalizados como el plata o el dorado, ¡encuentra el tuyo en la tienda! En combinación con el negro, crearás un ambiente de lo más distinguido que no dejará indiferente a nadie, ¿te animas a probarlo?
  • Decora un rincón romántico en tu dormitorio: los espejos clásicos de pie son un punto extra de feminidad en dormitorios de todos los estilos. Para un dormitorio de aire vintage, hazte con un espejo de madera decapada y crea una atmósfera de lo más íntima con cortinas de encaje blanco.
  • Amplía tu recibidor con espejos clásicos: haz que la entrada de casa luzca mucho más amplia y juega con las luces para conseguir un resultado diáfano. Una consola en tonos claros será perfecta para dejar las llaves cuando llegues a casa y tenerlas siempre localizadas. Coloca un espejo de madera sencillo sobre el mueble y una pequeña lámpara. ¡Tu casa brillará con luz propia!

LOS ESPEJOS CLÁSICOS MÁS DULCES

Los muebles clásicos también tienen su lugar en los dormitorios infantiles, ya que las líneas clásicas son aptas para combinar con estilos muy diferentes. Decora una pared de lo más original con unos espejos clásicos de madera de líneas sencillas y combínalos con un papel pintado divertido, por ejemplo, con puntos de mil colores brillantes. Para el toque final, las lámparas de pie darán al dormitorio una atmósfera cálida y de lo más acogedora, ¡no dudes en hacerte con una de ellas!

Si buscas más información para decorar tus espacios con un estilo clásico cargado de elegancia, ¡inscríbete en el club de compras de Westwing!