estantería gris

estantería gris

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

estantería gris:la guía Westwing

Lo bueno de la estantería gris es que pega con todo. Es uno de los colores neutros más socorridos y elegantes cuando lo combinamos con otros más vivos, como el rojo, el verde, el amarillo o incluso el fuxia. Y para los que prefieren conjuntos más clásicos y menos llamativos, la estantería gris queda realmente bien cuando la alternamos con el blanco y el beige en muebles y complementos. No lo dudes, si te decides por el gris, tienes todas las de acertar. Es uno de esos pocos colores que no se meten con nadie y que pueden servir de base para múltiples combinaciones.

Si estás pensando en cómo decorar tu dormitorio o tu salón, ¡ponte manos a la obra y atrévete con el gris como color base de tus interiores! ¡Descubre de la mano de Westwing cómo triunfar con una bonita estantería gris!

NEUTRALIDAD Y ELEGANCIA

En el salón, una estantería gris quedará ideal con un sofá del mismo color pero algo más claro u oscuro, según prefieras. Optar por el gris de fondo te facilitará las cosas cuando quieras cambiar de aires y remodelar la decoración de tu casa. En ese caso sólo hará falta cambiar el tono de los pequeños accesorios y muebles auxiliares, como cojines, alfombras, pufs, cojines o la mesa de centro.

Y es que una estantería gris es sinónimo de neutralidad y elegancia. Es la elección perfecta cuando optamos por un color determinado, como el amarillo, por ejemplo, pero nos da miedo que el ambiente quede demasiado recargado. Con una bonita estantería gris podemos estar seguros de haber dado en el clavo. No sólo realzará el color vivo por el que hayamos apostado, sino que hará que, cuando nos cansemos de él, sea extremadamente fácil y barato reemplazarlo.

UNA ESTANTERÍA GRIS PARA ATENUAR LOS COLORES VIVOS

Y es que la principal virtud del gris es su capacidad para suavizar el efecto de los colores fuertes. Nuestro consejo es que elijas el gris en combinación con una o dos variedades más de este mismo color u otro tono neutro, como el blanco, en las superficies grandes y dejes los colores vivos para piezas y detalles de menor tamaño. Y si te identificas con un estilo de decoración más bien sobrio y moderno, seguro que te gustará combinar tu estantería gris simplemente con blanco y negro.

En cuanto a los materiales, el más utilizado para las estanterías de salón es la madera. Aunque, para ambientes más sofisticados, tampoco quedará nada mal una estantería gris de aluminio o incluso de acero inoxidable. También quedan muy bonitas las estanterías de hierro forjado o las que alternan la estructura de metal con baldas de madera.

¿Buscas más inspiración para decorar tu casa? Sigue la guía de estilo de Westwing y encuentra la estantería gris que más te guste.