estanterías de mimbre

estanterías de mimbre

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

estanterías de mimbre:la guía Westwing

¿Te gustan los muebles hechos de materiales naturales? El mimbre se utiliza desde la era de los antiguos egipcios por ser un material flexible y robusto. Con unas estanterías de mimbre aportarás naturalidad y elegancia a los espacios. ¡Quedan monísimas!

Las estanterías de mimbre quedan bien en todas las salas de la casa, desde en la cocina hasta en el salón o la habitación de matrimonio. Además, las estanterías de mimbre tienen muchas posibilidades decorativas. ¡Sigue leyendo y descúbrelas!

ESTANTERÍAS DE MIMBRE: IDEALES PARA TODOS LOS ESTILOS

Unas estanterías de mimbre vestirán de elegancia a tus paredes por su gran belleza natural, sea cual sea tu estilo de decoración favorito. Sus fibras sacadas del corazón de la naturaleza aportarán un aire acogedor y noble a los ambientes. Por esa proyección de naturalidad, quedará a la perfección en una atmósfera rústica. Las estanterías de mimbre también son ideales en estilos de decoración vintage, ya que el mimbre recuerda a los muebles de la época de los 50. Si te van más los ambientes minimalistas y contemporáneos, puedes pintar tus estanterías de mimbre. Un tono blanco aportará un aire nórdico a tus estanterías, mientras que los colores vivos y pasteles aportarán vida a los espacios.

Es ideal que combines tus estanterías de mimbre con estanterías de otros materiales. Por ejemplo, si tienes una estantería modular abierta, puedes cerrar algunos módulos con cajas hechas de mimbre. También puedes poner cestas de mimbre en baldas o estantes, en cualquier lugar de la casa, por ejemplo en el baño o en la cocina: te servirán para ordenar objetos pequeños. No olvides combinar tus estanterías con otros ornamentos hechos con mimbre, como lámparas, cestos o capazos.

UN MUNDO DE OPCIONES

Existen diferentes tipos de tejido para estanterías de mimbre: por ejemplo tejido simple, doble con paralelo sencillo, doble paralelo de dos, trenzado simple, doble y doble retorcido, o espiga. Todos tienen su encanto, fíjate en su textura y elige el que más te guste. Como ves, el mimbre es un material que da mucho juego por su flexibilidad, ¡haz tuyo su poder decorativo!

No olvides que puedes adornar tus estanterías de mimbre con cestas del mismo material, vestidas con fundas que dejan al descubierto parte del mimbre. También pueden tener lazos o bordados: le un toque súper chic y elegante al conjunto, y como puedes sacar la funda cuando quieras, ¡las limpiarás fácilmente!

Si quieres saber más acerca de tus estanterías de mimbre, regístrate en Westwing y ¡déjate inspirar!