Estanterías modulares

Estanterías modulares

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Estanterías modulares:la guía Westwing

Si tu sótano o taller quisieran ser también hermosas habitaciones, ¿por qué se lo vamos a negar? Un taller equipado con las herramientas y equipos adecuados puede ser tan elegante como una despensa llena de comida en la cocina. Y para ello se han inventado las estanterías modulares, útiles, resistentes y muy prácticas.

¿Qué pueden hacer las estanterías modulares?

Estanterías modularesLas estanterías modulares suelen ser metálicas o de madera, y permiten cambiar la bandeja de los estantes a nuestro gusto, para que elijas las diferentes alturas que más te convengan, y ello solo con quitar y poner unos tornillos. Son unas estructuras muy estables, capaces de soportar cargas pesadas, ideales para ahorrar espacio. Puesto que en nuestro sótano, garaje o taller tenemos muchas cosas, no hay nada mejor que las estanterías modulares para organizarlas y tenerlas en un espacio seguro y al alcance de la mano. Las estanterías modulares nos permiten crear un espacio que de otro modo sería imposible, y aprovecharlo para lo que más nos convenga.

Estanterías modulares – orden para tus herramientas

Las estanterías modulares son especialmente útiles para organizar las herramientas como tornillos, martillos, cintas aislantes y todo lo que necesitamos para construir y reparar nuestro hogar. Desde pequeñas hasta grandes herramientas como la fresadora, puedes transformar las estanterías modulares en auténticas cajas de herramientas gigantes, nunca antes las habías tenido tan ordenadas. Pueden aguantar por lo general desde 150 a 250 kg de peso y existen de muchos tamaños, formas, diseños y colores, para que no solo disfrutes de su utilidad sino también decores tus espacios.

Estanterías modulares flexibles

Los sistemas de estanterías modulares son especialmente flexibles, admiten todo tipo de combinaciones y ensambles. Puedes cambiarlos de posición, ampliarlos, reducirlos, tanto por altura como por profundidad, pero no solo eso, además se pueden combinar entre sí. De este modo puedes utilizar la misma estantería para diferentes fines, poner cajas grandes en una parte, herramientas en la otra y todas las cosas que se te ocurran. Y lo mejor de todo es que todos estos cambios son muy sencillos, basta con cambiar un par de tornillos, que además son muy fáciles de poner y quitar, pura practicidad. ¡Pon unas bonitas de diseño!

El orden es algo que a todos nos gusta, y un hogar ordenado contribuye a una mente ordenada. Las estanterías modulares son la mejor manera de organizar esos espacios de tu casa que por lo general tienes llenos de trastos y desordenados, y además te dan la oportunidad de que los utilices para lo que más te interese. ¿Has pensado en poner unas en la pared para el almacenaje?