Estufas de gas

Estufas de gas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Estufas de gas:la guía Westwing

Con la llegada del invierno y del frío lo único que queremos hacer es quedarnos bajo el calor de las sábanas y no salir de la cama durante todo el día. Sin embargo, el frío también tiene algunas ventajas como disfrutar de una película en el sofá acurrucados en una manta de lana con nuestra pareja u hornear pasteles con la ayuda de nuestros hijos. Imagínate: sentado en el sofá en compañía de tu pareja disfrutando de una buena peli y palomitas al calor de una agradable estufa de gas.

En Westwing te ofrecemos todo tipo de sistemas para que no pases frío en tu casa, desde estufas de gas hasta braseros para la terraza. Además, cuando tengamos que salir y dejar el calor de nuestra casa, la ropa de invierno nos da la posibilidad de combinar nuestros abrigos con bufandas, guantes y gorros multicolores que nos ayudarán a dar color a los días grises de invierno. Encuentra la inspiración que estás buscando para los días más fríos en Westwing.

ESTUFAS DE GAS. UN CLÁSICO

Las estufas de gas son, después de las estufas de leña o carbón, el tipo de estufas más comunes y tradicionales que existen. Funcionan generando calor a partir de la combustión de gas butano. La razón de su popularidad es debido a que se trata de un tipo de calefacción muy económica.

El diseño de las estufas de gas ha avanzado mucho en los últimos años, haciéndolas cada vez más seguras para el usuario. Sin embargo, es importante seguir las normas de uso para evitar contratiempos. Por eso, te recomendamos leer siempre las indicaciones de tu estufa de gas.

ESTUFAS DE GAS. NORMAS DE SEGURIDAD

Debido a que la combustión del gas butano hace que disminuya la cantidad de oxígeno en el aire de la habitación, es de vital importancia asegurarnos de que esté bien ventilada.

A pesar de que las estufas de gas presentan un sistema de seguridad que apaga automáticamente la estufa cuando detecta que el nivel de oxígeno en aire no es el adecuado, debemos tener siempre la precaución de ventilar bien o de dejar la ventana entreabierta cuando estamos utilizando este tipo de estufas.

TIPOS DE ESTUFAS DE GAS

Podemos diferenciar tres tipos de estufas de gas butano. Cada estufa fue desarrollada en distintos momentos y es muy importante saber de qué tipo de estufa se trata, antes de tomar la decisión de la compra.

  • Estufa de gas de infrarrojos: las primeras en salir al mercado, funcionan con una placa agujereada de material cerámico que se calienta con la combustión del gas butano. La gran ventaja de estas estufas es que consumen menos que los otros tipos de estufas.
  • Estufa de gas tipo catalítica: este tipo de estufas funcionan a partir de un panel catalítico que se quema con la combustión del gas. Ya que no funciona con fuego directo, se trata de un tipo de estufa especialmente seguro.
  • Estufa de gas con llama azul: funcionan a través de la combustión de una llama. La principal ventaja de este tipo de estufas es que consiguen calentar la habitación con mucha más rapidez que el otro tipo de estufas de gas.

¡COMBATE EL FRÍO!

En invierno es momento de una manta, un chocolate caliente y pasar agradables momentos con nuestros seres queridos al calor de una cálida estufa de gas. Sin duda, los sistemas de calefacción han evolucionado mucho. Ya no sólo son funcionales, sino que, además, no están reñidos con la estética y fomentan el ahorro energético.

Uno de los sistemas de calefacción más tradicionales es el radiador. Son elementos que calientan el aire de una habitación, pero que necesitan cierto espacio donde ser colocados, lo que en ocasiones puede ser un problema debido a su gran tamaño. Algunas recomendaciones son situarlos cerca de las ventanas y, en cambio, no detrás de los muebles. Podemos encontrar radiadores de estilos muy diferentes: clásicos, modernos, retro… Las opciones son muy variadas.

Y nos vamos de una alternativa tradicional a otra más innovadora: los suelos radiantes. Son ideales para casas con mucha masa térmica y pese a que tardan bastante en calentar, guardan el calor durante más tiempo. Por ello, son opciones económicas y ecológicas.

Como puedes ver, cada estufa y sistema de calefacción tiene sus ventajas y servicios propios. Ahora solo debes decidirte por la que más se ajuste a tus necesidades y valorar el precio que estás dispuesto a invertir.

Próximas campañas