Etiquetas

Etiquetas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Etiquetas:la guía Westwing

Si tienes una estantería llena de especias y un montón de tarros con distintos tipos de mermeladas, necesitas etiquetas para diferenciar unos de otros. Las etiquetas te permiten identificar enseguida lo que necesitas, encontrarlo de forma rápida: imagina, estás haciendo una tarta de queso y fresa para tus invitados y necesitadas mermelada de fresa, si tiene una etiqueta la encontrarás en un segundo y no habrá posibilidad de que te equivocas y cojas otra.

Pero las etiquetas las podemos llevar a todas las partes de nuestra casa y más allá: para las plantas, para no perder la maleta cuando nos vamos de viaje y sobre todo para los niños. Puedes ponerlas en la ropa de los niños para que no la pierdan en el colegio, y en su habitación para que no se olviden de ciertas cosas, ¡incluso puedes utilizarlas para enseñarles idiomas poco a poco! Puedes utilizar etiquetas y pegatinas para que aprendan de forma fácil.

 

Etiquetas en la cocina

Como buena cocinera te gusta preparar la comida en condiciones, con productos frescos recién salidos del supermercado por no decir de la granja. Tienes un montón de utensilios de cocina para cocinar de forma cómoda y que tus platos queden estupendos, como por ejemplo, molinillos de especias, que te permiten aliñar tus platos a tu gusto y al punto perfecto. Tienes tantas especias que tienes un montón, entonces las etiquetas te vendrán geniales, ¡no vayas a poner curry en vez de pimienta a tus chuletas! Con las etiquetas, evitarás todas estas situaciones y muchas peores.

Lo mismo pasa con tus frascos de cocina: salsas, mermeladas y todo lo que se te ocurra, ¡seguro que como buena cocinera preparas todo casero y los metes en tus propios tarros y fiambreras! Las etiquetas te vendrán bien para saber dónde tienes guardado lo que necesitas, y que no te confundas con otro ingrediente. Y como puedes imaginar, a los más pequeños de la casa les pondrás las cosas más fáciles cuando te echen una mano en la cocina. Además, las etiquetas también te aportan seguridad para ellos: imagina que tiene algún producto peligroso ya sea de cocinar o de limpieza, pero que ellos no pueden digerir, ¡con las etiquetas les podrás advertir! Eso sí, no olvides decirles la mítica frase de “eso no se toca”, y con la etiqueta puesta, ¡seguro que no se acercan!

Etiquetas en los regalos

Como buenos españoles, cualquier ocasión es buena para reunirse en familia o con amigos. Preparar una barbacoa eléctrica o celebrar cumpleaños y fiestas señaladas. Imagina la siguiente situación que seguro que te suena familiar: celebráis noche buena o el día de reyes toda la familia, y todos lleváis regalos para los demás, ¡sobre todo para los más pequeños que tiene que ser un día especial!, y luego resulta que no sabéis qué regalo es para quién. Las etiquetas te vendrán geniales para indicar para quién en determinado regalo, ¡así que cuando haya regalos para todos necesitas etiquetas! Puedes personalizarlas, ¡para que queden todavía mejor! Y si vas a celebrar tu boda o un acontecimiento importante, puedes poner etiquetas para hacer las tarjetas personalizadas, seguro que tus invitados no querrán faltar a la cita.

Crea tus propias etiquetas

Si quieres que tus etiquetas sean originales y se adapten mejor a su función, lo mejor es que crees tus propias etiquetas, ¡a tu medida! Pues echar un ojo en internet, coger ideas, o incluso descargarte plantillas que luego solo tendrás que recortar y pegar. Pero si compras etiquetas autoadhesivas, tendrás parte del trabajo hecho, ¡ya no tendrás que pegarlas porque tienen pegamento! Si necesitas etiquetas constantemente, puedes comprar una impresora de etiquetas que es un pequeño dispositivo que te incluye el software necesario para que etiquetas sean las mejores.

Coloca las etiquetas con elegantes elementos decorativos. Ya sea en la cocina, en la oficina o donde lo necesites, ¡tu casa será mucho más práctica y divertida!

Próximas campañas