Fieltro

Fieltro

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Fieltro:la guía Westwing

Zapatillas, sombreros, bolsos e infinitas ideas para decorar y crear. Hablamos del fieltro, uno de los productos de lana más versátil y con el que vamos a poder elaborar innumerables elementos decorativos para todas las habitaciones de la casa desde el salón a la cocina pasado por todos los dormitorios. El fieltro es un textil que no está tejido de ahí su especial textura y sus especiales características: es impermeable y además es resistente.

En Westwing somos fans del fieltro por la multitud de posibilidades para crear y decorar que nos ofrece. En casa podemos contar con útiles posavasos de fieltro, bajoplatos de fieltro, alfombras de fieltro o cuadros de fieltro en las habitaciones de los niños… y por supuesto podemos crear productos o elementos nuevos para decorar nuestra ropa y nuestra casa. ¡Descubre aquí nuevas ideas para hacer con fieltro!

El fieltro se presenta en toda la gama de colores posibles y se puede moldear mediante el uso de vapor o presión. De esta manera, le podremos dar infinidad de formas.

FIELTRO DE LANA EN CASA

¿Dónde encontramos productos de fieltro en casa? Durante la época navideña es muy habitual tener adornos distribuidos por la casa hechos de fieltro. Al ser un material tan moldeable podemos crear innumerables figuras como Papá Noel, de corazones, figuras geométricas… Pero si prestamos atención seguro que también el resto del año podemos usar artículos hechos de fieltro. Así, un elemento muy decorativo que podemos encontrar en fieltro o que incluso podemos hacer nosotros mismos, son los cojines. Le van a dar un aire moderno estilo boho a nuestro sofá. Los encontramos en variados colores, formas y estampados.


El fieltro se sienta a la mesa. Si queremos preparar una mesa informal para cenar entre familiares y amigos, coloca unos caminos de mesa de fieltro y el resultado será estupendo. Como manteles individuales estilo patchwork te van a encantar y sólo querrás comer sobre ellos. También el fieltro es el material ideal como posavasos. Son resistentes y aguantan perfectamente el calor o la humedad así que son ideales para proteger la madera de nuestras mesas.
Unos bajoplatos de fieltro llamarán la atención de tus invitados. Busca tu bajoplato ideal que combine con la vajilla que tienes en casa. ¡Dale un aire refinado a tu mesa con el fieltro!
¿Y en los dormitorios? Hazte con unas alfombras de fieltro para la habitación de los niños. Incluso con un poco de ayuda ellos mismos podrán hacer su propio diseño y tú sólo tendrás que recortar y coser la idea que ellos han plasmado: figuras de animales, de flores, plantas… ¡la imaginación es el límite!

FIELTRO DE LANA: UN DESCUBRIMIENTO CASUAL

Para obtener fieltro es necesario juntar o conglomerar varias capas de fibras de lana o de pelo de animales aplicándoles vapor o presión. Se cree que el fieltro fue uno de los primeros textiles de la Prehistoria que surgió de la lana de oveja y que se descubrió de manera casual. Pudo ser que los hombres se dieran cuenta de que los animales al frotarse con un árbol se dejaran pelo apelmazado o enganchado y formara una especie de fieltro muy sencillo. O bien que las pieles que usaban cuando hacían presión sobre ellas y con la humedad del sudor formara una especie de fieltro. Este material era muy utilizado en Asia central, Rusia y Turquía ya que el fieltro es aislante del frío, protege del viento y del agua. Actualmente el fieltro se realiza con máquinas industriales donde se mezclan fibras sintéticas y lanas.

Próximas campañas