Floreros

Floreros

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Floreros:la guía Westwing

Las flores muchas veces dicen más que mil palabras y su presentación también dice mucho. Para ello, nada mejor que los floreros. ¡Dejarás a todos impresionados! Un florero bonito, sin duda, es lo que necesitas para dar un toque de alegría a tu espacio.

Los floreros no solo sirven para presentar tus rosas, tulipanes o las flores que prefieras, de forma más bonita, sino que los floreros también son un elemento decorativo muy importante. Decorarás tu casa de una forma versátil y elegante.

Variedad de floreros

Al igual que ocurre con otros accesorios de decoración, hay una amplia variedad de floreros: podrás elegir desde mini floreros hasta grandes jarrones florero que lleguen al suelo. Lo mismo ocurre con los materiales de los que están hechos los floreros: vidrio, cristal… o los colores, ¡todo depende de ti y tu gusto personal! Siempre encontrarás floreros a tu gusto o acorde a las novedades y estilo de decoración, ¡podrás seguir tendencias!

No solo podrás seguir tendencias, también podrás optar por un estilo u otro o cambiar tus floreros para ocasiones especiales. Un bonito florero en la mesa del comedor con flores de temporada que irás cambiando según pasen las estaciones es un elemento de decoración clásico y que siempre queda bien, independientemente de tu estilo de decoración.

Te aconsejamos que si tienes flores muy llamativas elijas floreros simples para que así sean las flores las protagonistas. Puedes poner solamente una flor o varias flores, ¡cómo tú prefieras! Seguro que consigues dar a la decoración de tu casa un toque de luz y armonía. Y por qué no, ese toque femenino que queda perfecto en cualquier hogar.

Floreros para colgar

No solo hay floreros para colocarlos encima de los muebles, sino también floreros que cuelgan y además de hacer bonito dan un toque de originalidad. Incluso puedes ponerlos en las puertas para que dé todavía más la sensación de que entramos en un lugar diferente y que las flores son la característica esencial en tu decoración.

Lo mejor de los floreros para colgar es que puedes hacerlos tú mismo, de forma fácil y económica: elige un jarrón o una botella que te gustaría colgar y ponle un alambre alrededor por la parte de arriba. Asegúrate de que el hilo es lo suficientemente fuerte para sujetar el peso de tu jarrón o botella y el de las flores. Si te decides a crear tu propio florero, ¡todavía podrás darle un toque más personal!

Floreros para todo tipo de flores

No te olvides que las flores y los floreros forman un conjunto indivisible, es decir, cuando elijas tu florero tendrás que tener en cuenta el tipo de flores que vas a utilizar. Cuando lo sepas, visualiza el resultado. ¿Te gusta cómo queda? ¡Estamos seguros de que queda genial y único!

Si quieres utilizar diferentes floreros para decorar tu comedor, es mejor si utilizas floreros de diferentes tamaños y un número impar de floreros. Nuestro trabajo ya es monótono de por sí, ¡queremos alegría! Por eso, no te olvides de que haya algo diferente: si los floreros tienen el mismo estilo que tengan color diferente, y si tienen el mismo color que tengan diferente estilo. Así, la armonía en la decoración de tu casa está asegurada.

Si tienes diferentes flores puedes utilizar diferentes floreros, ya que las rosas, por ejemplo, necesitan mucha agua por lo que necesitarán un florero grande.

¿Cómo limpiar los floreros?

Los floreros están a la vista de todo el que esté en nuestra casa, por ello, si queremos dar una imagen y una sensación de limpieza, tenemos que limpiarlos. Puede ser una tarea dura, ya que por la forma algunos floreros son difíciles de limpiar.

En el lavavajillas, o con agua caliente y detergente, si utilizas un cepillo de nylon no habrá problema. Si son floreros muy difíciles de limpiar lo mejor es que los llenes de agua y les pongas una pastilla de detergente. ¡Conseguirás que tu florero vuelva a brillar de nuevo!

Y si todavía no te han regalado flores o no te ha dado tiempo de ir a comprarlas, no te olvides de que un bonito florero sobre la mesa del comedor, ¡luce por sí solo!

Próximas campañas