Frascos

Frascos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Frascos:la guía Westwing

Una de las acepciones de frasco para el diccionario de la Real Academia Española es “vaso de cuello recogido, hecho de vidrio u otra materia, que sirve para contener líquidos, sustancias en polvo, comprimidos…”. Para Westwing esta definición resulta un tanto escasa ya que cuando tenemos un frasco de vidrio delante, vemos mucho más que eso.

Con los frascos de vidrio podemos decorar desde la cocina, al salón, pasando por la terraza, al jardín y la azotea. Una vez abiertos y usados, los frascos de vidrio pueden transformarse y convertirse en cualquier artículo de decoración que se te ocurra. En Westwing vas a encontrar innumerables funciones para los frascos de vidrio que se van a adaptar a todas las tendencias y estilos: desde shabby chic hasta clásico pasando por el boho. Además un frasco de vidrio lo puedes decorar para las diferentes ocasiones: para la primavera, para la navidad o para fiestas de todo tipo. ¡Larga vida a los frascos!

FRASCOS DE VIDRIO EN LA COCINA

Muchos de los productos básicos que consumimos cada día en casa vienen en un frasco de vidrio. Una vez que los utilizamos, los acumulamos y los tiramos para reciclar. ¿Por qué no hacerlo en casa? ¿Por qué no darles una nueva vida a nuestros frascos? Un frasco de vidrio es ideal para guardar el arroz, la harina o el pan rallado. También todo tipo de pasta. Además si tienes varios frascos del mismo tamaño puedes poner distintos tipos de pasta en cada uno y de diferentes colores y situarlos en una estantería de la cocina. ¡Son decorativos y muy útiles!
Si además eres cocinillas y te gusta preparar tus propias mermeladas y compotas, los frascos de vidrio resultan cómodos y seguros. También son ideales para las conservas de tomates y pimientos. ¡Llena tu despensa de estos cómodos frascos de conservas y mermeladas!

FRASCOS DE VIDRIO DECORATIVOS

Una de las mejores maneras de decorar nuestra casa es con artículos elaborados por nosotros mismos. Es una manera de personalizar nuestros espacios y darles un toque único. De esta manera podemos colocar en las estanterías del salón varios frascos reciclados con arenas de diferentes colores dentro. Otra idea es recoger varias piedras redondeadas de muchos tamaños y colores y ponerlo también a modo de decoración en un aparador o en una mesa baja en el salón. Quedarán perfectos si buscas un estilo serio o más clásico.


Si te encantan las velas pero estás cansado de los mismos portavelas, puedes crearlos tú mismo con varios frascos de vidrio pequeño tamaño. Incluso puedes pintar antes los frascos por la parte exterior de tus colores preferidos y con diferente estampados. Cuando metas las velas dentro emitirán una suave luz que creará el mejor ambiente para una cena romántica. Dale un toque shabby chic a tus frascos rodeándoles con lazos de lino en beis o rosa palo y añádeles un par de telas bordadas. Con el frasco de vidrio conseguirás un aire melancólico a la par que elegante.
¿Y en el despacho? También los frascos de vidrio nos van a ayudar a organizar nuestros espacios. En vez de tener los lápices, bolígrafos y rotuladores por la mesa, puedes crear un portalápices con un gran frasco de vidrio. Si le pegas papeles de colores o estampados en su interior con un pegamento transparente, le puedes dar tu propio estilo.
Y no nos olvidamos del baño. Los frascos de vidrio son ideales para guardar todos nuestros pinceles de maquillaje y también las toallitas de algodón para desmaquillarnos.

FRASCOS NOBLES

Los frascos más habituales suelen ser de vidrio pero también los podemos encontrar de materiales más nobles como el alabastro, un elemento muy apreciado ya desde el Antiguo Egipcio. En frascos de alabastro podemos encontrar algunos de los más elegantes perfumes.
Con los frascos se nos abre todo un mundo de posibilidades para decorar la casa. Son prácticos, originales y potencian la creatividad, además de promover una actitud responsable con el medioambiente ya que los podemos reciclar de mil maneras.

Próximas campañas