¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Fuente:la guía Westwing

No hay otro accesorio de decoración más versatil y que embellezca más rapidamente un salón o comedor que una bonita fuente. Podemos encontrar fuentes de muchos tipos de materiales distintos; con distintas formas y diseños, siempre diferentes y que se ajustan perfectamente al estilo de nuestro hogar.

La selección es tan grande que a veces es difícil decidir que fuente queremos que luzca encima de nuestra mesa o cómoda. Madera, metal, plástico o cristal - ¿qué material ofrece más beneficios? Te lo explicamos todo a continuación.

 

¿Qué fuente elegir?

Fuente de Madera: es indiscutiblemente uno de los mejores materiales que existen para los objetos de decoración y muebles de nuestro hogar. Una fuente o cuenco de madera es una excelente elección sobre todo si tenemos un espacio decorado con estilo nórdico o rústico. Ya sea en madera de olivo, madera de teca o madera de ébano, una fuente de madera con un suave acabado es un mágnifico accesorio.

Fuente de Bambú: no se trata de madera, si no de una hierba. Es un material resistente y ecológico. Las fuentes de bambú son no solo bonitas y ligeras, sino también fáciles de limpiar.

Metal: una fuente de metal es la más adecuada para colocar –por ejemplo- en una cocina de diseño moderno. El acero inoxidable está presente en muchos accesorios de decoración debido a su brillante y limpio acabado. Pero no sólo de acero inoxidable merece atención. ¿Alguna vez has pensado en una fuente de cobre o estaño? ¡Hay muchas posibilidades!

Fuente de Cerámica: la porcelana es la más alta calidad de cerámica y muy popular debido a su superficie translúcida y sus elaborados motivos. Pero incluso la sencilla cerámica rústica en tonos tierra es muy bonita y crea un ambiente agradable.

Fuente de Vidrio: nunca perderá su lugar como un material popular para la decoración. Los reflejos de luz sobre su superficie y el brillo que trasmiten son inigualables. Sin embargo, el vidrio también tiene una desventaja: ¡las manchas! El vidrio se mancha más que otros materiales y se tarda un poco más en limpiar.

Fuente de Plástico: es el material de nuestro días y lo podemos utilizar también en las fuentes para nuestro hogar. Muchos diseñadores lo han utilizado debido a su asombrosa versatilidad e increible simplicidad. Y, en efecto, las estructuras de color en formas inusuales son hermosas además de fáciles de limpiar, baratas, ligeras y duraderas. Afortunadamente, actualmente se están desarrollando nuevos tipos de plásticos que resulten más sostenibles para que podamos disfrutar de este material sin remordimientos.

Fuentes excepcionales: quien quiera tener un accesorio original en su hogar, puede por ejemplo optar por una fuente de cuero. Se trata de un material resistente pero también fácil de limpiar con un trapo humedo o con crema para limpiar cuero. También existen fuentes hechas con vinilos antiguos moldeados ¡son fáciles de hacer tu mismo en casa!

Las fuentes no son solo para poner en la cocina o en el comedor con frutas o con potpurrí o velas, una fuente puede ser un elemento decorativo por sí mismo.

Cuencos especiales

Cuenco para Ragout-fin: se trata de un cuenco especialmente utilizado para cocinar un entrante de cocina francesa pero también se utilizan para cocinar suflés o gratinados.

Cuencos chinos: son imprescindibles para disfrutar de la comida china como por ejemplo cualquier plato a base de arroz o fideos. También el Pho no podría ser degustado en otro tipo de vajilla. Los cuencos están adaptados también a comer con palillos. Puedes encontrarlos con decoración tradicional- como por ejemplo dragones o flores de loto.

Cuencos para Crème Brûlée: un plato extra para solamente este postre, puede parecer a primera vista un tanto superfluo. Sin embargo, este delicioso postre no es fácil de hacer; la crema debe ser firme, fresca, cremosa, pero un poco quemada y con una costra de caramelo crujiente por encima. Un cuenco refractario del tamaño adecuado, con una superficie grande es absolutamente necesario para preparar una Crème Brûlée adecuada.

Ya sea verde, blanco, rojo o azúl; de madera, bambú, cerámica o metal, las fuentes son accesorios perfectos para un hogar acogedor y con estilo.

Próximas campañas