Fundas para sofás de piel

Fundas para sofás de piel

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Fundas para sofás de piel:la guía Westwing

Imagina entrar en un salón con sofás de piel. Aunque estén cubiertos por fundas para sofás de piel, el efecto es inmediato. No hay nada más agradable que el tacto de un sofá de piel. La piel se ha usado a lo largo de la historia para ropa, armería y tapizado de mobiliario. Las técnicas de transformar la piel animal en un material útil es un arte antiguo lleno de historia y tradición. El asiento de cuero, ya sea sofá o sillón, también ha existido durante siglos. Hay indicios que prueban que ya el material de los tronos de los califas árabes era la piel: una forma de mostrar poder y riqueza.

A partir del siglo XX, con el auge de las pieles sintéticas, ser poseedor de uno de estos productos comenzó a ser más barato y más común. En los 60, comprar un sofá de cuero era sinónimo de estar a la moda. Las fundas para sofás de piel ni siquiera se concebían. Descubre más sobre estos textiles.

FUNDAS PARA SOFÁS DE PIEL: ESTILO Y COMODIDAD VAN DE LA MANO

Sin embargo, a pesar de estar de moda, según qué decoración le acompañe puede hacer que nuestro salón esté sobrecargado. Esta es una de las razones por las que el club de compras Westwing pone a tu disposición una gran variedad de fundas para sofás de piel. La decoración de tu casa será mucho más armónica y confortable con nuestras fundas para sofás de piel.

Por mucho que estos sofás aporten elegancia y doten de estilo a nuestro salón, mentiríamos si dijéramos que nunca hemos querido deshacernos de nuestro sofá tras esos días calurosos de verano en los que la piel no es el material más confortable. Las fundas para sofás de piel nos protegen de estos pequeños detalles que a simple vista pueden parecer nimios, pero hacen que nuestra calidad de vida mejore notablemente.

FUNDAS PARA SOFÁS DE PIEL: LA OPCIÓN MÁS ECONÓMICA

Si eres de esas personas que siguen las tendencias de decoración o simplemente quieres darle un toque de color a tu salón, pero tu presupuesto no te permite cambiar de sofás, las fundas para sofás de piel son la solución.

Para los que sus sofás llevan más tiempo viviendo en casa que los propios dueños, para los que tienen niños y no paran de saltar sobre ellos y para los que tienen animales domésticos, las fundas para sofás de piel son exactamente lo que necesitan.

Si todavía no tienes claro por qué fundas para sofás de piel decantarte o tienes alguna duda, no dudes en pedir información, ¡te asesoraremos encantados!