Grifos de cocina

Grifos de cocina

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Grifos de cocina:la guía Westwing

A la hora de decorar una cocina puede que prestemos más atención a la decoración y a los muebles que a los elementos fundamentales que necesitamos para cocinar. En este caso, uno de los productos en los que normalmente no nos fijamos pero que son accesorios indispensables para nuestra cocina es el grifo. Además de prácticos y funcionales, queremos que nuestro grifo de cocina sea original y aporte un toque único a nuestra cocina. En Westwing tenemos en cuenta cada detalle, por lo que le ofrecemos una selección de grifos para su cocina en distintos estilos y diseños. Un grifo no tiene por qué ser un elemento aparte en la decoración de nuestra cocina, sino ¡todo lo contrario! Podemos combinar nuestro grifo con las encimeras, las lámparas e incluso las mesas y las sillas de nuestra cocina. Le proponemos una serie de ideas y consejos para que encuentre el grifo que mejor se adapte a su cocina.

Tipos de grifos

Hoy en día tenemos a nuestro alcance una innumerable lista de tipos de grifos de cocina entre los que poder elegir, ya que este tipo de grifos son diferentes a los grifos para el baño:

  • Grifo individual: este tipo de grifos son los que se utilizaban antiguamente. El agua caliente y el agua fría salen por dos grifos diferentes, por lo que resulta un poco incómodo a la hora de aprovechar el espacio en nuestra cocina. Normalmente podemos encontrar este tipo de grifos en cocinas decoradas en estilo vintage.
  • Grifo monoblock: tienen dos llaves independientes que regulan la temperatura del agua fría y el agua caliente y la potencia con la que sale en el mismo grifo.
  • Grifo monomando: es la opción más popular en la mayoría de las casas, debido a que, con solo mover una palanca, podemos regular la temperatura del agua. También podemos encontrar el grifo de cocina monomando en versión extensible. Esto resulta muy útil para acceder a todas las esquinas de nuestro fregadero.

Mantenimiento y cuidado de los grifos de cocina

Debido a su constante uso, es habitual que el grifo de cocina se ensucie con facilidad y que sucumba a los efectos de la cal, por lo que hay que limpiarlo cuidadosamente. Lo más recomendable es utilizar una bayeta o una esponja suave para no rayar la superficie de nuestro grifo. Además, no es aconsejable utilizar productos abrasivos como el amoniaco porque pueden llegar a dañar nuestro grifo. Sin embargo, existen algunos productos naturales como el limón o el vinagre que harán que nuestro grifo quede como los chorros del oro.

Escoja entre la gran variedad de grifos que le ofrecemos el que mejor se adapte a su cocina y siga los consejos e ideas de nuestros mejores expertos para combinarlo con sus muebles en nuestra página online.