Guantes

Guantes

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Guantes:la guía Westwing

Cada vez empieza a anochecer antes y empezamos a notar más frío cuando nos levantamos de la cama para desayunar. Desgraciadamente el verano ha terminado y tenemos que hacer sitio en nuestros armarios para los abrigos, las bufandas, los gorros y los guantes. Sin embargo, no por abrigarnos más tenemos que dejar de lado el estilo y el glamour, sino ¡todo lo contrario! En Westwing nos encanta la ropa de invierno; combinar nuestros guantes con nuestra bufanda favorita y un gorro de lana de colores para complementar el outfit. Además de calentarnos las manos, los guantes son un accesorio ideal para el invierno. Sabemos que cuando empieza a hacer frío en la calle, se está muy bien en casa, tumbados en el sofá con una manta abrigada, pero ¡deje de lado la pereza y coja su abrigo y sus guantes del perchero! ¡Déjese inspirar por el inverno sin perder un ápice de estilo!

Historia de los guantes

Según los expertos en historia, los guantes son más antiguos de lo que podemos pensar; se han encontrado indicios en textos y en restos arqueológicos tanto de la época de los faraones como en la Antigua Grecia. Sin embargo, se cree que las tribus del norte de Europa empezaron a usarlas, no como adorno sino como protección contra el frío.

La época dorada de los guantes fue la Edad Media, donde eran símbolo de clase y elegancia. Además, en dicha época, se acuñaron muchas expresiones referidas a esta prenda. Una de las más conocidas es “echar el guante”, que significa atrapar a alguien que ha hecho algo malo. Probablemente esta expresión tenga su origen en que muchos aguaciles y agentes del orden de la época llevaban guantes. Además, también hemos podido leer en libros o ver en películas de la Edad Media, que los caballeros tiraban un guante a sus enemigos para retarlos a un duelo.Guantes

Protocolo de los guantes

Hoy en día, existe un protocolo especial en lo que a guantes se refiere. Tengamos en cuenta que los guantes son un accesorio tanto para mujer como para hombre. Mientras que los hombres tienen que quitárselos al entrar en un lugar cerrado, las mujeres pueden llevarlos puestos. Otra de las normas, es que las mujeres deberán quitarse el guante derecho a la hora de saludar.

También hay que tener en cuenta que cuanto más larga sea la manga del vestido, más corto deberá ser el guante. Sea cual sea la ocasión en la que vayamos a ponernos los guantes, siempre serán un accesorio perfecto para el invierno. ¡Déjese inspirar por nuestros mejores expertos y elija los guantes que más le favorezcan!

Próximas campañas