Habitaciones juveniles

Habitaciones juveniles

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Habitaciones juveniles:la guía Westwing

No son los adorables niños a los que tanto nos gustaba cuidad y mimar, pero tampoco se han convertido en personas maduras: nos referimos a los adolescentes. Igual que ellos cambian, también lo tienen que hacer sus habitaciones: habitaciones infantiles deben de convertirse en habitaciones juveniles, ¡para que así se sientan menos pequeños y más mayores!

Los adolescentes son complicados, y cambiar su habitación puede ser toda una batalla tan difícil como la de Don Quijote con los molinos de viento. Pero no pasa nada, ahora te damos unos consejos para que consigas unas habitaciones juveniles perfectas, eso sí, ¡no te olvides que ellos tienen que ayudarte en toda decisión!

 

¿Cómo conseguir habitaciones juveniles?

Los adultos viven en apartamentos que pueden amoldar a su gusto: espacio para trabajar, para descansar y para comer. Los niños necesitan habitaciones infantiles divertidas, con sus dibujos favoritos como protagonistas, pero a la vez un espacio en el que puedan hacer los deberes y dormir tranquilos después de un día sin parar. ¡No todo va a ser jugar! En cambio los adolescentes, necesitan algo intermedio, ¡ni adultos ni niños! Las habitaciones juveniles deben ser un espacio en el que dormir, estudiar al máximo para entrar en la universidad y pasar buenos ratos con los amigos o el primer novio o novia. Como ves, ¡no es tarea fácil! Además, las habitaciones juveniles deben tener un espacio de almacenaje considerable, para poner todos esos juegos de los todavía no se han querido desprender, pero también todos los libros que cada vez son más, ¡la universidad está ahí!

Por todos estos motivos, una buena silla de escritorio y unos buenos armarios nunca deben faltar en las habitaciones juveniles, los armarios empotrados, por ejemplo, les vendrán geniales por su practicidad.

¿Cómo distribuir las habitaciones juveniles?

Ahora te damos unos consejos que debes tener en cuenta cuando estés creando habitaciones juveniles para los adolescentes de la casa, ¡toma nota!

  • Aislamiento juvenil: si algo sabemos, es que a los jóvenes les justa sentirse independientes, ya son casi adultos y quieren notarlo. Por este motivo, ellos tienen que tener sus propias habitaciones juveniles para todas sus actividades, así que nada de estudiar en la oficina de casa, ¡necesitan su propio escritorio!
  • Incertidumbre juvenil: los jóvenes son muy impredecibles, lo mismo les gusta el rosa, que lo odian. Por este motivo, lo mejor es que las habitaciones juveniles tengan formas simples, unos muebles básicos que puedan cambiar de estilo de forma rápida, así cambiando los accesorios de decoración podrás dar un aire nuevo totalmente diferente al anterior. Tampoco debes invertir mucho dinero en las habitaciones juveniles, olvídate de los muebles de diseño y las cosas exclusivas, ¡igual luego les da por pegar pegatinas encima!
  • Desorden: para los adolescentes siempre hay algo mejor que limpiar, ¡es el último punto de su agenda y siempre lo van dejando para el próximo día! Por este motivo, las habitaciones juveniles deben tener suficientes muebles de almacenaje y organizadores. Así, la limpieza será mucho más fácil si está todo ordenado en las habitaciones juveniles.
  • Reunidos: a los jóvenes siempre les gusta estar con sus amigos, ¡estudiar mucho tiempo es un rollo! No olvides crear un área dentro de las habitaciones juveniles en la que puedan disfrutar de los momentos en compañía. Un sofá cama, en concreto, puede venir genial si las visitas se alargan y algún amigo se quiere quedar a dormir. ¡Perfecto!

En cualquier caso, no olvides que en las habitaciones juveniles los adolescentes se tienen que sentir libres. Si consigues esto, ¡estarán encantados con su nuevo cuarto! Y tú, seguro que estás más tranquila sabiendo que ellos lo disfrutan y que tú, ahora que no son niños, ¡por fin puedes descansar un poco más porque son más independientes!

Próximas campañas